miércoles, 17 de junio de 2009

Obama impulsa mayor reforma finanzas desde década 1930


El presidente Barack Obama presentó el miércoles su propuesta para renovar las regulaciones financieras de Estados Unidos, y prometió frenar "una cascada de errores que en el curso de décadas" erosionaron la supervisión de los bancos y de los mercados.El plan de Obama, que está en desarrollo desde hace seis meses, irá al Congreso para su debate, donde están previstas más de una docena de audiencias en las comisiones hasta mediados de julio.
El plan implica duras tareas, como obligar a las grandes firmas financieras a elevar sus resguardos de capital y regular los derivados extrabursátiles e instrumentos securitizados.Pero abordará sólo parcialmente una tarea vista antes como vital: la modernización total de las agencias regulatorias financieras.Por ejemplo, no propondrá la fusión de la Comisión de Valores (SEC, por su sigla en inglés) y la Comisión de Negocios de Futuros de Materias Primas (CFTC, por su sigla en inglés), debido a los obstáculos políticos que enfrentaría.La pieza central del plan es poner a la Reserva Federal a cargo de vigilar el "riesgo sistémico" para la economía que pudiesen representar las grandes firmas financieras, con el fin de prevenir que se repita la severa crisis de los bancos y los mercados de capitales del año pasado, y desastres como el colapso en septiembre de la aseguradora American International Group, que fue rescatada por el Gobierno."Mi administración está proponiendo una reestructuración radical del sistema de regulación financiera, una transformación a una escala no vista desde las reformas que siguieron a la Gran Depresión", dijo el presidente estadounidense en un discurso en la Casa Blanca.Obama está caminando en la cuerda floja. Debe evitar tomar medidas drásticas, pues podría sofocaría el rol de las financieras como motor del crecimiento en una economía que está tratando de salir de la recesión.Pero el presidente y sus principales asesores ven el actual trastorno financiero como la última de una serie de crisis que llevan ya décadas, y que sólo pueden ser resueltas realizando cambios básicos."Reconocemos que el libre mercado es la fuerza más poderosa para generar prosperidad, pero no es una licencia para ignorar las consecuencias de nuestras acciones", dijo, haciéndose eco del lenguaje que usó en su campaña.MERCADOS DE ACCIONES CON POCOS CAMBIOSLos poderosos grupos de presión empresariales estaban listos para lanzarse contra el plan del presidente tras su publicación. Obama quiere promulgar las leyes antes de fin de año. Los republicanos de la Cámara de Representantes ya han propuesto una alternativa."La propuesta del Gobierno es tan vasta y controvertida que será extremadamente difícil de promulgar y producirá una gran incertidumbre en los mercados financieros", dijo Edward Yingling, presidente de la Asociación Americana de Banqueros.Los puntos básicos del plan eran conocidos desde hace semanas y el mercado de acciones no mostró una gran reacción a su presentación formal. El promedio industrial Dow Jones de las 30 mayores empresas cerró con una caída de menos del 0,1 por ciento a 8.497,19.Según el plan, un consejo de reguladores presidido por el secretario del Tesoro de Estados Unidos trabajaría sobre el riesgo sistémico con la Fed, pero el asunto en general aparece como un punto de conflicto en el Congreso.El presidente de la Comisión de Bancos del Senado, Christopher Dodd, dijo que hacer responsable a la Fed de la supervisión de las firmas financieras más grandes de Estados Unidos aún es un asunto abierto al debate."No hay mucha confianza en la Fed en este tema", dijo Dodd, quien quiere buscar alternativas a poner al banco central a cargo del riesgo sistémico.El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, dijo a periodistas que el Gobierno ha evaluado opciones, pero que no había encontrado "alternativas convincentes" a tener a la Fed como supervisora del riesgo en todo el sistema. 
Obama plantea cerrar la Oficina de Supervisión de Entidades de Ahorro y Préstamo, una unidad del Departamento del Tesoro, y eliminar un fuero federal bajo el cual operan las cajas de ahorro y préstamo, con el objetivo de facilitar la supervisión bancaria.Según el plan, el Gobierno tendría poder para embargar y desarmar empresas grandes en problemas que no sean bancos, tomando como modelo los poderes actuales de la Corporación Federal de Seguros de Depósito (FDIC, por su sigla en inglés) para desarticular a los bancos en quiebra.El Gobierno también exigirá que se estipulen controles para los mercados de deuda securitizada y de derivados extrabursátiles, así como una mayor regulación sobre los fondos mutuos de los mercados de dinero, las agencias calificadoras de crédito y los fondos de cobertura, los cuales deberían registrarse ante la SEC. Geithner dijo que el gobierno no pedirá a la SEC que obligue a los fondos de cobertura a difundir sus posiciones. Pero funcionarios no descartaron la posibilidad de que algunos grandes fondos de cobertura puedan caer bajo el escrutinio de la Fed, debido a que son suficientemente grandes y complejos como para suponer un riesgo sistémico

Fuente: REUTERS

Creo que es más que acertada la propuesta, del Presidente Obama, sobre supervisar  los bancos y los mercados. Existen empresas muy grandes, que pueden tener un gran peso en la economía. Importante  que se tengan controles de la deuda en los mercados, así como poder fiscalizar las operaciones bursátiles y extrabursátiles ( a mi juicio pesan mucho en el aspecto  financiero)
Los fondos mutuos, son una herramienta de inversión, que debiera estar claramente fiscalizada, para tener una mayor sanidad en la administración de riesgo

R.C. de Interés