Búsqueda personalizada

lunes, 15 de junio de 2009

REDUCIR CARBOHIDRATOS PROLONGA SENSACION SE SACIEDAD


Restarle sólo una pequeña cantidad de carbohidratos a la alimentación habitual prolonga la sensación de saciedad, lo que ayuda a comer menos, reveló un estudio realizado en Estados Unidos.

Expertos de la University of Alabama en Birmingham presentaron sus hallazgos en la reunión anual de la Sociedad de Endocrinología, en la ciudad de Washington.
La investigación, realizada con fondos de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, probó que una reducción moderada del porcentaje de calorías de carbohidratos estabilizaría el azúcar en sangre y, por lo tanto, extendería la sensación de saciedad.
"Existe mucho interés público en las dietas reducidas en carbohidratos para adelgazar, pero son difíciles de mantener, debido en parte a la drástica reducción de carbohidratos", declaró por escrito la autora principal del estudio, doctora Barbara Gower.
"Las Guías Alimentarias para los Estadounidenses (2005) recomiendan que los carbohidratos no superen el 45-65 por ciento del total de las calorías consumidas por día", explicó a Reuters Health la doctora Paula Chandler-Laney, que participó en el estudio.
"Y la mayoría de los estadounidenses consumen un 50 por ciento de las calorías diarias de carbohidratos", añadió.
Durante un mes, 14 adultos adhirieron a la dieta típicamente estadounidense, con hasta el 55 por ciento de las calorías diarias provenientes de carbohidratos; el 27 por ciento, de grasa y el 18 por ciento, de proteína.
Paralelamente, 16 adultos cumplieron una dieta moderada en carbohidratos, con un 43 por ciento de las calorías diarias provenientes de los carbohidratos; el 39 por ciento, de grasa y el 18 por ciento, de proteína.
Ambos grupos ingirieron una cantidad suficiente de calorías como para no adelgazar.
Después de cada comida, el segundo grupo informó sentirse satisfecho por más tiempo que la cohorte que había consumido la dieta típicamente estadounidense.
El motivo es claro, dijo Chandler-Laney: "Con una comida habitual, la glucosa (azúcar en sangre) aumenta, lo que eleva la insulina: luego, la glucosa baja porque la insulina trabaja para almacenarla. Esa caída en el nivel de la glucosa, como respuesta a la insulina, produce la sensación de hambre".
"Por lo tanto, una comida con menor contenido de carbohidratos (el 43 por ciento) reduce ese 'pico' y esa caída de los niveles de glucosa, lo que explicaría por qué los participantes que habían adherido a la dieta con un 43 por ciento de calorías provenientes de carbohidratos tuvieron esa sensación de saciedad por más tiempo", manifestó la autora.
En el largo plazo, dijo, si las personas adoptan una alimentación moderada en carbohidratos, tendrían menos riesgo de aumentar de peso.
Fuente: REUTERS

Interesante e importante noticia de salud, ya que se comprueba, que una reducción moderada del porcentaje de calorías de carbohidratos estabilizaría el azúcar en sangre y, como consecuencia, extendería la sensación de saciedad.
El aumento de peso, va muy de la mano con lo que consumimo de carbohitrados, de allí que se recomienden las dietas bajas en ellos

R.C. de Interés