Búsqueda personalizada

martes, 9 de junio de 2009

SOLICITUDES DE BANCARROTA EEUU, EN NIVEL MAXIMO DESDE EL 2005

Las solicitudes de bancarrota en Estados Unidos aumentaron en el primer trimestre a su máximo desde el 2005, impulsadas por las dificultades para pagar las deudas ante el alza del desempleo, la caída en los precios de la vivienda y las ajustadas condiciones del crédito.
En el período entre enero y marzo hubo 330.477 solicitudes, un alza del 10 por ciento en comparación con el trimestre anterior y un incremento del 35 por ciento frente a igual período del año anterior, dijo esta semana la Oficina Administrativa de los Tribunales Estadounidenses.
Las solicitudes de quiebra del consumidor subieron 33 por ciento en comparación con un año atrás, mientras que las solicitudes por parte de empresas crecieron un 64 por ciento.
Para el año que concluyó el 31 de marzo, las solicitudes de bancarrota aumentaron un 33 por ciento a 1.202.503. Los expertos esperan mayores alzas a medida que la tasa de desempleo se encamina hacia el 10 por ciento y la economía lucha por salir de la recesión.
"Hay una correlación directa entre las difíciles condiciones en la economía; la falta de crédito, la reducción de los márgenes y una incapacidad para refinanciar", dijo Leonard Goldberger, socio de la firma de abogados Stevens & Lee PC en Filadelfia y ex vicepresidente del Instituto Americano de Bancarrota (ABI por su sigla en inglés).
"Y la bancarrota es históricamente un indicador atrasado de la economía: los sobrevivientes de hoy pueden ser las víctimas de mañana", agregó.
El total de los primeros tres meses del año fue el más alto desde el cuarto trimestre del 2005, cuando hubo un fuerte aumento en las solicitudes antes de que se produjera un cambio en la ley de quiebra, diseñado para frenar los abusos.
Las solicitudes han continuado aumentando en el trimestre actual. En abril y mayo hubo 250.456 declaraciones de quiebra de consumidores, dijo la ABI citando datos del Centro Nacional de Investigación de Bancarrota. Las solicitudes comerciales aumentaron en casi la mitad, según el acceso automatizado a los registros electrónicos de los tribunales.
Los prestamistas sostienen que están tomando medidas para ayudar a que los deudores se mantengan a flote. Cada vez es más costoso para los emisores de tarjetas de crédito, hipotecas y otro tipo de créditos dejar que sus clientes caigan en quiebra.
Bajar las tasas de interés, suspender las multas y extender los términos de repagos están entre la "serie de formas en que podemos trabajar con quienes enfrentan serias dificultades financieras", dijo Paul Hartwick, portavoz de JPMorgan Chase & Co.

Fuente:REUTERS

En esta noticia sobre las condiciones de la economía, es importante notar la correlación existente entre las difíciles condiciones en la economía; la falta de crédito, la reducción de los márgenes y una incapacidad para refinanciar. 
Pienso que son algunas de las situaciones importantes, para la re-activación económica.