domingo, 12 de julio de 2009

EL MAPA CORRECTO

Imagina que por un momento paseas por Chicago, con un mapa de New York, intentando saber donde te encuentras. 
Nada esta donde te lo esperabas. Por mucho que mires detenidamente, ni por mucho que conduzcas, no llegaras a donde intentas llegar. 
Frustrado y confundido, llamas a tu padre para pedirle consejo. El te dice que no lo estas haciendo correctamente y que será mejor que lo vuelvas a intentar. Le agradeces, vuelves a la calle y redoblas tus esfuerzos. 
Conduces el doble de tiempo, y dos veces más rápido, y te pierdes con el doble de facilidad. 
Desesperado llamas a un gurú de la autoayuda. 
Le explicas que no puedes encontrar ni un solo lugar para orientarte. Nada esta donde debería estar, estas perdido, y no sabes que hacer. El te dice que tu actitud es incorrecta, si pensaras positiva-mente  todo iría bien. 
Cuelgas, corres a una librería, y compras el último éxito de ventas sobre pensamiento positivo. Lees y te quedas tan confundido que no puedes ver con claridad. Con una determinación fanática sacas tu mapa de New York, y te pierdes en las calles de Chicago y sigues buscando hasta el agotamiento. Pero si tienes el mapa equivocado, por mucho más que lo intentes jamás llegaras a donde quieres ir. Si quieres diferentes resultados revisa si tu mapa es el correcto.
FUENTE: La Lámpara Mágica – k. Ellis

Parece sencillo, pero en ocasiones puede que no sepamos hacia donde vamos (meta - objetivo) o a lo mejor no tenemos la dirección o el mapa correcto (cómo lo vamos a alcanzar? ) y por supuesto para un resultado diferente, debemos hacer las cosas de diferente manera

R.C. de Interés