jueves, 23 de julio de 2009

INSTINTOS BASICOS EN UNA NEGOCIACION


Por lo general nos hacemos las siguientes preguntas: 
- ¿Cierro la negociación ahora o espero a la próxima reunión? 
-  ¿Sigo intentando con esta cuenta o busco una mejor? 
- ¿Hago negocio con esta gente? ¿Confío en ellos? 
Para hallar las respuestas solemos pedir consejo o investigar cuál ha sido el comportamiento de un posible cliente en el pasado. Pero también debemos aprender a confiar en nuestros instintos. 
Algunos consejos para aprender a aprovechar nuestros instintos naturales.
1. Cuando conozca posibles clientes por primera vez, mire y escuche: suena simple, pero es increíble cómo la gente suele esquivarnos la mirada, sobre todo cuando se trata de algo importante. Esto quiere decir que no están cómodos con lo que están escuchando. Además, escuche lo que dice el posible cliente y observe si su comportamiento es cónsono con lo que dice. ¿Hace lo que dice que hará? A veces, cuando realmente escuchamos, nuestros instintos revelan algo escondido.
2. Aprenda a escuchar sus instintos naturales: durante millones de años vivimos en el mundo salvaje y confiamos en nuestros instintos para sobrevivir. Pero, hoy en día, los dueños de negocios se apoyan en tecnologías y otros recursos modernos para obtener información y respuestas. Ya casi no estamos en contacto con nuestros instintos naturales.
3. Sea honesto, integro y cultive sus relaciones: nuestros instintos funcionan mejor cuando el cliente nos ve como realmente somos. Nuestros instintos captarán mejor las situaciones si el cliente se abre y ambas partes son honestas.
4. Investigue: buscar información no es dañino. Esta puede apoyar lo que nuestros instintos nos están diciendo.

Fuente: Entrepreneur Magazine

Mientras más conozcamos a nuestros clientes, mejores relaciones y negocios tendremos con él, es muy importante saber escuchar, ya que es nuestra fuente de información; recuerda que la confianza es la base de la relaciones

R.C. de Interés