Búsqueda personalizada

lunes, 10 de agosto de 2009

HISTORIA DE UN INTENTO DE SUICIDIO


La otra tarde conversaba con una persona, que intento suicidarse. Esto es muy triste, pero estaba tratando de entender que puede llevarte a auto eliminarse. Cada caso es un universo, pero ella me explicaba que el dolor es tan fuerte, que prefieres dejar de sufrir. 
- “No es que no aprecies la vida, como piensan muchos”, y que no hayas experimentado tiempos de alegría y lucidez. Pero cuando algo atormenta tu alma, y produce este dolor tan fuerte, sientes que es la única salida. Me dijo que, 
- "Usualmente a las personas que lo han intentando y a las que lo consiguen se les tacha de cobardes", con una lágrima en la mejilla, me pregunto: 
- "Crees tú ¿Qué es fácil despedirse de todo?...también requiere valor llegar hasta las últimas consecuencias.
Curiosamente le pregunte: 
¿Y por qué no buscas ayuda cuando te sientes así? Su respuesta fue contundente: 
- Tengo ayuda y profesional, pero cuando decides hacer algo no hay que te lo impida, es una decisión personal muy fuerte y difícil. 
Pasándome de lo prudente, volví a preguntar: 
-  ¿No es por llamar la atención? 
- Puede que si en algunos casos, pero cuando vas camino del otro mundo, quién se fije, qué digan, cual es la reacción es lo que menos te importa.
¿Qué sentimiento es el que predomina en un momento así? 
-  La soledad, contestó; crees que nada importa. 
- Pero tu eres una persona inteligente, ¿Por qué no ocupas tu tiempo en ayudar a otros? 
Su respuesta volvió a conmoverme: 
¿Cómo ayudar a otros, sino puedes ayudarte a ti mismo? ¿Cómo dar amor? Si tienes el corazón seco.
- Empezando se empieza, mi amiga, dije. 
- Tengo la vida cansada de empezar, he tenido grandes logros, pero las decepciones pesan más, cuando vez tantas cosas que has hecho, tanto amor que haz entregado, y lo pones en la balanza, te lo diré en pocas palabras: “no vale la pena”
Volví a preguntar: 

¿Esto lo decides de un momento a otro? 
- No, es una idea que acaricias progresivamente, tal vez alguna persona lo haga más rápido y violento por alguna circunstancia específica, pero cuando es sentimental lleva su proceso, además incluye, aunque suene raro, cierta planeación. 
¿Planeación? Pregunte. 
- Sí,  que no estén tus hijos, que tus documentos estén en orden, cómo lo vas a hacer, porque lo último que querrías es fallar, y que en vez de partir, te quedes en una silla de ruedas como vegetal.
Y así continuo nuestra platica por un gran espacio…
---
La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que el suicidio representa el 1,5% de los fallecimientos en todo el mundo, con especial prevalencia en los países menos desarrollados. Keith Hawton y Kees van Heeringen, del Centro de Investigación del Suicidio del Hospital de Warneford (en Oxford, EEUU), han analizado cerca de 100 referencias bibliográficas sobre esta cuestión para analizar los factores de riesgo que predisponen a atentar contra la propia vida y las diferencias culturales en diferentes regiones. Entre los factores de riesgo que predisponen a quitarse la vida, este análisis destaca cuestiones tan variadas como ser varón (doble que las mujeres), haberse auto-lesionado previamente, estar desempleado, tener antecedentes familiares de suicidio, exponerse a noticias sobre suicidios en los medios, haber nacido en primavera o verano y sufrir algún tipo de enfermedad mental. "El suicidio nunca es consecuencia de un sólo factor", subrayan. La revista señala que el 90% de quienes se quitan la vida tienen algún tipo de trastorno mental, uno de los factores que aumentan el riesgo según varias investigaciones. Los autores señalan que el 50% de los suicidas cumplía los criterios de depresión, aunque esta asociación es algo más débil en los países asiáticos. En la misma línea, recuerdan, el 10%-15% de los individuos con un trastorno bipolar muere por esta causa; mientras que en el caso de la esquizofrenia, el suicidio está presente en el 4%-5% de los fallecimientos. Patologías como el cáncer, el sida, la esclerosis múltiple o la epilepsia también aumentan el riesgo, según se ha observado en algunos trabajos.En este sentido, esta revisión recomienda extremar la vigilancia sobre estos pacientes y tomar medidas preventivas en cuanto se detecta la aparición de ideas o pensamientos suicidas; llegando incluso a hospitalizar o el tratamiento farmacológico si fuese necesario.


Fuente:  REVISTA THE LANCET

NOTA: por favor, si tienes problemas busca ayuda profesional, se sale adelante te lo aseguro.

R.C. de Interés
- la historia es real -