miércoles, 26 de agosto de 2009

LA MEMORIA Y SUS SECRETOS



La memoria es un proceso mediante el cual recuperamos la información que previamente hemos adquirido y guardado en nuestro cerebro.
Este proceso consta de tres fases: 
-  primero seleccionamos aquello que queremos retener, 
- después guardamos esa información en nuestro cerebro, y - por último, tendríamos que poder recuperar esa información cuando la necesitemos, es decir poder recordar aquello que anteriormente hemos retenido.
Existen dos modos de recuperar la información que tenemos guardada en nuestro cerebro: el reconocimiento y el recuerdo.
- El reconocimiento es un tipo de memoria que requiere menos esfuerzo que el recuerdo, consiste en reconocer estímulos a los que previamente hemos estado expuestos.

- Sin embargo, el recuerdo consiste en recuperar información que ya tenemos guardada en la memoria.
En este proceso intervienen por un lado, funciones como observar, escuchar, atender y comprender; y por otro, factores como la motivación, las emociones, la concentración y la percepción. Por consiguiente, si estos están bien desarrollados y potenciados, van a contribuir a un buen desarrollo de nuestra memoria.




En cualquier caso conviene aclarar que existen diferencias personales en la capacidad de memoria. Así por ejemplo aquellas personas que viven con más atención e interés los acontecimientos de cada día, que están más motivadas hacia lo que aprenden, rinden más que aquellas que no tienen interés o que viven de forma más distraída los acontecimientos diarios.
Se recuerda fundamentalmente aquello que agrada o se quiere, por ello es importante que indaguemos sobre lo que nos gusta hacer, y encaucemos nuestro trabajo o estudio en ese sentido.


Donde se localiza la Memoria:
No existe una única zona del sistema nervioso que se corresponda exactamente con la memoria, sino que existen varias áreas en el cerebro que, parece ser, desempeñan un papel muy importante en el funcionamiento de la memoria, como es el hipocampo y algunas áreas de la corteza cerebral.
Por qué Olvidamos ???

Muchas veces no podemos recuperar los datos que necesitamos en el momento adecuado o no somos capaces de recordar unos hechos y sí otros. Las causas por las que esto se produce pueden ser varias :
- Desvanecimiento de la información por falta de uso del material aprendido: hay información que usamos y repasamos con mucha frecuencia por ejemplo determinados números de teléfono, nombres de amigos, etc. Sin embargo, hay datos que aprendimos en su momento pero no los hemos vuelto a usar o no les hemos prestado atención, por lo que es muy probable que estos se vayan perdiendo poco a poco.
- Muchas veces olvidamos información que no nos interesa, como pueden ser experiencias negativas, acontecimientos de contenido traumático. Es como un mecanismo de defensa de nuestra mente.
- Bloqueo de la información: se produce cuando una información nueva que llega a la memoria interfiere con otra que ya teníamos almacenada y la perdemos.

Estrategias para desarrollar la memoria:

-Fomentar la curiosidad, es decir tener interés por lo que nos rodea. Gracias a la curiosidad prestaremos más atención, preguntaremos sobre lo que nos interesa, leeremos más, etc. De esta forma estaremos activos e ilusionados y al mismo tiempo entrenamos nuestro cerebro.
- Es bueno hacer ejercicios que obliguen a fijar la atención, ya que la memoria y atención van unidas. Así por ejemplo, son muy buenos los ejercicios que consisten en buscar las diferencias, sopas de letras, crucigramas, ajedrez, memorizar números de teléfono, realizar operaciones matemáticas sencillas, etc.
- Intentar recordar y aprender letras de canciones, poesías, autores de libros que nos gustan, nombre de obras de arte que nos interesan, etc.
- Practicar la observación, por ejemplo contemplar un cuadro durante dos minutos y después intentar describirlo con todo detalle o intentar recordar detalles de la decoración de nuestra casa. Al principio es probable que te cueste recordar algunas cosas, pero con el ejercicio continuado te sorprenderás de los progresos que puedes lograr.
- Realizar ejercicios que aumenten la concentración, como contar decreciente-mente desde 100 de uno en uno, después de tres en tres, de cinco en cinco, etc.
- Potenciar las relaciones sociales: de esta forma se ejercitan habilidades como la conversación, saber escuchar, la creatividad, el razonamiento, etc
Fuente: PULEVESALUD

Interesante ¿Verdad? apasionada buscando artículos en la red para compartir

R.C. de Interés