jueves, 3 de septiembre de 2009

QUIEN??? DIJO? QUE???

"El conocimiento habla la sabiduría escucha."


Permita a la otra persona hablar más y escuche activamente. Luego de escuchar, pregunte y vuelva a escuchar. Motívelo a hablar diciendo cosas como: "Continúe", "¿Y qué pasó?", "Y ¿Qué hiciste?", "Aja", "¿En qué terminó todo el asunto?", etc.
Pero por ningún motivo interrumpa a la otra persona cuando habla, eso es una falta de respeto. Cuando usted permite que la otra persona hable más sin interrumpirle abruptamente, ésta se desahoga (dicha técnica se utiliza en atención o servicio al cliente) y además usted obtiene mucha información de lo que realmente el otro individuo siente.
Los mejores oyentes se ganan a la gente muy fácilmente, pero para hacerlo se necesita de mucha paciencia y autocontrol. Es fenomenal lo que se siente cuando uno es escuchado con mucha atención y simpatía.
Luego de escuchar, preguntar, volver a escuchar y volver a preguntar empiece a REPLANTEAR lo que le han dicho. "Veamos si comprendí, lo que usted ha dicho es que". Luego utilice lo que la otra persona dice para transmitir sus ideas. De esta manera usted le estará expresando a la otra persona la idea de que quiere transmitir utilizando los pensamientos del otro individuo.Escuchar no es lo mismo que oír.
Los oídos captan voces, ideas, razonamientos, el contenido de una idea, la lógica de un argumento. Escuchar, en cambio, implica utilizar oídos, ojos y corazón para detectar intención, emoción y sentimientos del hablante.
Escuchar, significa aceptar a las personas tal como piensan y son, y darse cuenta de que cada uno es un mundo único que es preciso entrever para entenderse. Y muy importante para escuchar con propiedad es admitir que los demás también piensan que tienen razón.
Visto en: http://www.mercadeo.com/56_persuadir_DU.htm

No podría estar más de acuerdo, sino escuchamos "realmente", no podemos aprender, conocer y entender,... aprendamos a escuchar activamente

R.C. de Interés