miércoles, 7 de octubre de 2009

BAILANDO CON EL DANUBIO...



Creo que fue en como en el año 1887…
Mientras bailo con Johann, siento tu mirada, te preguntaras que murmuramos…
Hablamos del hechizo que ya despierta este vals, más cuando mi buen Johann, lo presentó, era febrero de 1867, no causo una primera muy buena impresión, sin embargo fue revaluado… casi lo querían convertir en himno nacional.
Sigo sintiendo tu mirada, sobre mi hombro…será tal vez porque esta música invita tímidos galanteos… pareciera, como suelo decirle a Johann, que lograste transmitir, todo en uno!…felicidades, melancolías que se evaporan a su compás, da la sensación de un continuo iniciar.
Es dulce como tú, me responde Johann, siempre tan sentimental mientras yo esbozo una tímida sonrisa, continuamos dando mil vueltas al compás del Danubio.
Recuerdo, ( dice Johann, con firmeza) cuando hice la partitura para el vals coreado (su Op. 314), sentí que expresaba mi música, estaba entusiasmado para su estreno, en el concierto de gala a con motivo de la firma del tratado de paz entre Austria y Prusia. Te conté que le dije a mi hermano Josef: "Que el diablo se lleve el dichoso vals. Sólo lo siento por la coda, que pensé habría de gustar más". Y pensar que mi padre, quería que fuera banquero, ahhh de las dificultades que tuve al inicio, pues nadie quería hacerle frente a su enojo. Vaya que logre superar su fama.
Yo a cada compás mas enamorada, veo el brillo de nostalgia en sus ojos,… y escucho cuando me cuenta nuevamente (lo dice a cada rato), cuando su hija se acercó a Brahms con la intención de pedirle un autógrafo. Brahms, sin embargo, escribió unos cuantos compases de los valses más conocidos de Johann y a continuación escribió: "Desafortunadamente, NO por Johannes Brahms". Siempre tan amigos, como ya sabrán, Johann, dedicó su vals "Seid umschlungen, Millionen!" (¡Sed abrazados por millones!) op. 443,
Sigo sintiendo tu mirada, que tu no disfrutas la música de Johann?
Luego de disfrutar este baile, aun entre sus brazos, le digo, con la sonrisa en los labios: Señor Strauss, esta que está aquí, la señora de Strauss, quiere irse a casa.
Johann sonrío, como recordándose que no era, la primera, ni la segunda, sino la tercera Señora de Strauss.
Pensar que… cuando la Iglesia Católica Romana, no le concedió el divorcio, cambió de religión y nacionalidad y se convirtió en ciudadano de Sajonia-Coburgo-Gotha en 1887. Pero como bien dicen, la tercera es la vencida, recuerdo tanto el 15 de agosto del 82, cuando nos casamos, bueno creo que todas las mujeres, guardamos fechas especiales, y música, especial… entre mi música especial esta Danubio Azul, por supuesto, y podría mencionar, las operetas Der Zigeunerbaron y Waldmeister y los valses Kaiser-Walzer op. 437, Kaiser Jubiläum op. 434, Märchen aus dem Orient op. 444 y Klug Gretelein op. 462… claro, todas compuestas por mi marido.
Bueno ya hemos llegado a casa…

…Nuestra casa, cuyo portal es el mismo, hoy le han puesto una modesta placa recordatoria que dice a los que pasan por allí, su nacimiento mundano, lo que fue nuestro jardín, es hoy un taller mecánico y una pequeña playa de estacionamiento de automóviles. Lo que no ha cambiado es la Iglesia de enfrente, dando sus campanadas siempre y mi amor por ti Johann. (2009)
Ya no esta tu mirada, solo mis recuerdos…

FUENTES CONSULTAS:
http://www.geocities.com/vimar_36/Mis-Idolos-Musicales/El-Danubio-de-Strauss.html, Wikipedia

AUTOR: Mi Imaginación