viernes, 13 de noviembre de 2009

"GUARDAR UN RENCOR, ES COMO MORIR DE LA PICADURA DE UNA SOLA ABEJA"

Está claro que todos alguna vez hemos sido dañados, pero no podemos odiar para siempre, no hay mal que cien años dure y cuerpo que lo resista.
En ocasiones, sufrimos daños, intencionales o no.
El problema es cuando ese daño se convierte en rencor... ya que nos quedamos girando sobre nuestros rencores, perjudicándonos a nosotros mismos. Rumian-dolo, diría yo. Este daño no solo afecta a nuestras emociones lo hace también en nuestra salud física.
Por ejemplo cuando tenemos reconcor, y nuestra mente esta maquilando alguna vengaza, la presión arterial y nuestro el ritmo cardiaco se disparan al doble su actividad. Sufriendo no solo estrés sino que también podrá acasionarnos algún daño cardiovascular.
Entonces,... no solo habremos sido dañados, sino que nosostros mismos, continuamos haciendolo.
Es necesario, dejar el rencor atrás, superarlo, ya que con ello, permitimos que fluya nuevamente nuestra creatividad y la capacidad de hacer cosas, que de lo contrario están ocupadas, rumiando el rencor.
Como en todo, lo primero es saber que existe. Y luego buscar esa manera de superarlo.... hablarlo con la persona que lo ocasiono, aprender a perdonar....
Siempre seremos los principales beneficiados, si aprendemos a no guardar rencor
R.C. de Interés




  • "Una disputa es un error, que se agrava si queda rencor. " Víctor Hugo Menacho Moreno
  • "El odio es hijo del rencor y de la rabia, hermano del desamor y de la envidia, primo hermano de la malicia y tío segundo de la venganza, pero en realidad con quien le gustaría tener parentesco y no lo tiene es con la indiferencia. "Paloma Cobollo
  • "Existen tres formas para deshacerse del rencor: Recordarlo y dejar que te pudra por dentro, escupirlo y contagiar a otro, o des-integrarlo con el olvido. "Zahkul
  • "Los demás pueden elegir sentir rencor, pero nosotros también podemos remediarlo en nuestro corazón" R. C. de Interés