miércoles, 6 de enero de 2010

TIENE UN VALOR INCALCULABLE

Tiene un valor incalculable.
Es un refugio en mi tiempo, es la esencia de los que soy, de lo que en el antes me llevo al hoy, y quizás al mañana.
Suele acompañar horas de nostalgia y melancolía, e incluso ilusiones con mis pensamientos.
Pongo allí la magia de mis futuros sueños, como también he puesto mis alas rotas.
Mis sonrisas y mis lagrimas, todo cuanto he pasado.
El esfuerzo continuo, el levantarme una y otra vez, el bordear mil y una situaciones, no me gusta reírme de la vida, pero si me gusta reírme con la vida.
Tiene un valor incalculable.
Es mi boleto para viajar en el tiempo, a cuando era niña, ya desde entonces pasaba horas viéndola, (no es la misma, pero en esencia lo es, porque es lo que significa)
A veces me da tristeza, pensar cuantas ilusiones y fantasías se han escapado,
A veces me da alegría, saber cuantos sueños he realizado
Tiene un valor incalculable.
Es mi alto en el camino, solo viéndola, solo escuchándola, he reflexionado, …tantas cosas, como el aroma a azahares que tanto disfruto, aun sin olerlos, … el suave murmullo del mar, aun sin tenerlo cerca, he reflexionado en las nubes, en los árboles, en todo cuanto a pasado. En ese alto en el camino he hecho balances imaginarios, unas veces a favor, otras en contra, pero en ese alto, siempre he encontrado un respiro profundo, una respuesta que sale de mi alma.
Tiene un valor incalculable.
En su compañía, he descifrado los valores que acompañan mi vida, aun en lo mas profundo de mi soledad siempre ha estado. Pero lo hace sinceramente, no estar por estar, cuantas veces he estado rodeada de personas que están, pero en realidad no están.
Más de alguna forma, mágica o extraña logra, calmar el llanto de mi corazón, cuando es lastimado. Guarda la esperanza, que me hace volver a creer, volver a ser,…
Tiene un valor incalculable.
Veo en ella las fortalezas de la vida, me hace luchar: no solo lo del diario… sino que su boleto, en el que puedo viajar, … me lleva a un mejor mañana, donde no hay hambre ni miseria, donde no hay emociones lamentables… me hace ver un mundo mejor.
… Mi cajita de música tiene un valor incalculable, porque aunque esta allí afuera, también la llevo por dentro.


AUTOR: R.C. de Interés