lunes, 15 de marzo de 2010

AHORA


Mis hijos preguntaron hoy, como hago para escribir tanto, pues José, mi hijo, le mostraba mi Blog a Lucía su novia.
Mi respuesta fue simple: 

- Escribo lo que dicta mi corazón, en ocasiones, hago la anotación en el mismo instante y otras llevan días; y hay un par que han demorado mas de la semana, amén de las que se van quedando como alguna sinfonía: inconclusa.
Cuando fluye la primera letra lo demás viene por añadidura.
- Pero ahora escribes de todo, - me dijo- no como cuando trabajas en Fig. que todo eran temas de finanzas.
Le Respondí: 
- José, ya no estoy allí, es una realidad, así que ahora escribo de mis memorias, recuerdos, sentimientos y algún tema que me llame la atención. La vida cambia, evoluciona sutilmente,… tampoco me levanto a la 5:15 am. a hacer sus loncheras, llevarlos al bus y empezar el jala, del que siempre quedaban pendientes en mi agenda, ahora no llevo agenda… más bien diría que me pierdo en el tiempo, ya que las personas con las que me relaciono por ejemplo están en domingo y para nosotros aun es sábado.
Y ahora que hablamos de tiempo, “el ahora” siempre es una experiencia, pienso que sino reflexionamos sobre ella, nos pasara de largo. 

Regularmente no la vivimos, estamos ocupados pensando sobre el pasado, o preocupándonos del futuro. Cuando realmente el presente, el ahora es nuestra verdadera naturaleza, preguntabas por qué? No escribo lo de antes??? Porque mi ahora es diferente.

Autor: R.C. de Interés