sábado, 19 de junio de 2010

CONTEMPLANDO EL PELIGRO


"El discípulo dijo Maestro: -He pasado gran parte de mi vida viendo cosas que no debía ver, deseando cosas que no debía desear, haciendo planes que no debía hacer.
El maestro invitó al discípulo a dar un paseo. Por el camino señaló una planta y preguntó al discípulo si sabia lo que era.
-Belladona, dijo el alumno.
-Pues bien, ella puede matar a quien coma sus hojas, pero no puede matar a quien se limite a contemplarla. De la misma manera los deseos negativos no pueden causar ningún mal, si tú no te dejas seducir por ello"
Autor Desconocido

votar