Búsqueda personalizada

lunes, 12 de julio de 2010

LA PARTIDA


Quisiera de detener el cielo
Que lo nuestro fuera, más
Que un sueño.

Mas no es sueño
Es eminente tu partida,
No lo esperaba,
No lo quería,
Tu alma se quebró como la mía,
Más a mi alma solo le queda
Esperar el dulce momento de la partida.

Autor: R.C. de Interés (1978)