sábado, 9 de octubre de 2010

BEBE SPIDER


Cuando mi chiquita empezó a caminar, como cualquier bebe, buscando los brazos de los papás que siempre les animamos con mucha emoción.
De pronto ya no buscaba los brazos, sino que caminaba apoyándose en las paredes, era una especia de gatear paralelo a la pared vertical.
Nos empezamos a preguntar por el estilo tan raro, y si antes ya prácticamente caminaba sola.
Retrocedió? No más bien cambio de estilo, a mis amigas y cuanta gente se me cruzaba preguntaba, y nada a nadie le había pasado así.
Pedí una cita en el pediatra, y Jorge, no encontraba explicación, todo esta bien, veamos con el tiempo, a veces toman patrones pero luego regresan.
Paso el tiempo y mi chiquita seguía cual hombre araña, pegada a la pared.
Un día por casualidad se cayo y empezó a llorar, zasss me la encuentro en el suelo, pero alrededor el campo minado de cincos. Los dos genios le tiraban cincos a su hermana, de allí que se sintió inestable y busco las paredes.
A sus eminencias (6 y 7 años) les fueron decomisados todos los cincos, y en el corto tiempo, mi chiquita tomo confianza, y camino con seguridad.


Autor: R.C. de Interés
- historia real, de mi hijita -