viernes, 22 de octubre de 2010

QUIERO ENTENDER...


-¿Qué ocurrió me lo puedes explicar?
- Con decir lo siento, se que nada cambiara
- Así, por ello trato de entenderlo, eres experimentado en tu trabajo, esto lo manejarías con los ojos cerrados
- Si lo sé, me dijeron y no lo escuche, no le puse atención
- Sabes que esa no es excusa, escúchame, sólo trato de entender
- La verdad es que he perdido el equilibrio
-¿Equilibrio?
- Si no logro organizarme
- Tú: es imposible, sabes que eres el mejor del equipo , incluso te ofrecieron un asenso que no aceptaste
- Pues sí sobre vendí mi agenda, pero aunque no justifica lo ocurrido, seré más cuidadoso en el futuro, cambiare el plan estratégico y lo presentare nuevamente. Que me resbale y me caiga, no impedir que me levante y espero que con más fuerza ya que tengo un mayor compromiso.
- Quieres más agendas? (se estrechan la mano, y vida continua…)

Dice un viejo refrán: “El que mucho abarca, poco aprieta”

Autor: R.C. de Interés