Búsqueda personalizada

miércoles, 12 de enero de 2011

ALADINO Y LA LAMPARA VERDE

Aladino era un joven que vivía en Oriente Medio. Al morir su padre, su madre tuvo que trabajar sin descanso mientras su hijo crecía en las calles sin oficio…..y asi continua la historia…

-Ve y luego te revelaré un secreto. - dijo el viejo.
Al rato frente a una enorme fogata el mago comenzó a pronunciar palabras mágicas y extrañas... ¡De repente del fuego, salió una puerta de loza amarilla! Que era el color favorito del mago, Aladino atemorizado quiso huir pero el mago le ordenó:
-¡Abre la losa, no te pasará nada y serás recompensado! Baja y atraviesa un jardín. Al final hallarás una lámpara de aceite colgada. Lo más seguro es que sea verde por tanto moho.
¡Tráemela! Aladino encontró la lámpara y dentro de ella un anillo que se puso en el dedo, era numero siete justo para su dedo. Al regresar se llenó los bolsillos de piedras preciosas que pendían de los arbustos del jardín. Cuando quiso salir del pozo el mago no quiso ayudarle, solo quería que le de la lámpara Aladino le suplicó que lo sacara pero el mago se puso furioso y le dijo que antes de sacarlo prefería perder los poderes de la lámpara y de un golpe serró la pequeña puerta. Entonces todo era oscuridad y frío y el pobre joven comenzó a frotarse las manos para darse calor y como una nube de luz, Bum, ettre humo se ve aparecer un genio azul pitufo, salió del anillo; era un genio que le dijo:
-Hello!!!Hola mi cuate. Ya era hora, eso de estar encogido no va con mi personalidad
- "Amo haré lo que me ordenes" y sin pensarlo mucho Aladino le pidió que lo llevara a la casa de su mamá. En pocos segundos aparecieron allí y le contaron lo sucedido a su madre, esta muy triste dijo:
- Hijo no se que hacer, ya no queda dinero ni para la comida... El genio del anillo que estaba oyendo todo se disculpó:
- No puedo, solo puedo llevarte de un sitio a otro. La madre entonces decidió vender la lámpara y comenzó a frotarla con un paño para limpiar la suciedad. De repente apareció un horrible genio que con una vos espantosa dijo:
-Soy el esclavo de la lámpara .Ordenen y obedeceré. A partir de es día a Aladino y su madre no les faltó nada, incluso tuvieron lo que hoy en día llamamos “lluvia de ideas” iban a la super con toda tranquilidad, que el saldo desperecía de su tarjeta de crédito. Habían priorizado sus objetivos, preferían viajar en la alfombra o en taxi, que manejar y tener que buscar donde parquearse.
- Un lunes por la tarde Aladino vio pasar a la hija del Sultan y quedo prendado de ella, el padre estaba in poco bastante desconfiado, pero Aladino le dio joyas del jardín (léase
lo soborno)
-¿Dónde está la lámpara ahora?
- preguntó a la princesa.
- El malvado mago no se separaba ni un segundo de ella.
Entre ellos idearon un plan, le dieron Tequila a mas no renvalsar, tomaron la lámpara, regresaron al castillo y se casaron.
Y colorin colorado este cuento se ha acabado.

Este éxito definitivo sólo es posible gracias a que el héroe ha obtenido cierto grado de madurez interior tras la experiencia de la crisis” Wukipedia

Autor: Adam Oehlenschläger escribió su drama Aladdin en 1805
Adaptación: R.C. de Interés



les deseo la canción







votar