domingo, 13 de febrero de 2011

TITA LA MONTAÑERA

Esta es una historia tal cual, corta y larga a la vez, dos personas tenían una distancia abismal entre los lugares que habitaban, uno vivía en un bello valle con hermosas praderas, el otro vivía en la montaña, llena de árboles. Cada lugar tenia lo suyo.
Se comunicaban con señales de humo, mensajes en botellas en los ríos, a pesar de la distancia, estaban más unidos, que muchos de nosotros cuando tenemos una persona al lado, tenían sus similitudes y sus diferencias, y tal como es la amistad se aceptaban , querían y apoyaban el uno al otro.
“Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal.”Friedrich Nietzsche

La amistad, une a los amigos, porque no es condicional sino incondicional. Siempre están.

DEDICADA: En el día de la amistad a todos mis amigos de la red a distancia, pero en especial, a quien me regalo mi Montaña, un gran amigo José Jaime Entrambasaguas. Con Cariño, quien me comparte sus valles y yo mis montañas
Tita La Montañera


Autor: R.C. de Interés