martes, 1 de marzo de 2011

MURIO APLASTADO !!!!!!

Tendría quizás uno seis años, como mi vestido de pana, zapatos de charol y calcetas volteadas (era lo que se acostumbraba).
Fui con mi mamá y mis hermanas a una piñata, todo super! Soplamos el pastel, quebramos la piñata, habían algodones mi delirio, y a la hora de irse las sorpresas eran surtidas. A mis hermanas les tocaron, que anteojos de forma de estrella de plástico, a otra un hula hula …..unos jacks.
Qué , qué? Me toco a mi un pollito, inmediatamente le puse Bartolomé, (no se porque), yo lo apretaba, creo que no volvió a tocar suelo.
Por la noche mi mamá lo coloco en una cajita de zapatos, con algo de tela y lo puso otra lamparita de noche, pegada a la pared, para que durmiera calientito.
Todo bien hasta allí.
Entonces dispuse que Bartolomé no tenia almohada y yo sí, y que estaría mas caliente en mi cama.
Lo pase a mi cama y estuve acaraciendole hasta que me dormida.
Ayuda! Mami! Hay ay! Que hacemos!....hay que llevarlo donde mi tío, que era mi pediatra, Mami, Mami…..
Mi mamá se levanto sobresaltada ante los gritos, sin entender que ocurría y voló al dormitorio.
Yo lloraba y gritaba, mis hermanas no perdían movimiento, se contagiaron y empezaron a llorar por Bartolomé
Allí estaba Bartolomé, casi plano, con el pico abierto, un poco de sangre, completamente aplastado en mi cama!!!
Mi mamá dijo que no llevaría a ningún lado, que estaba muerto, por mis necedades, todas llorábamos, el jardinero abrió un hoyo en el jardín, y lo enterramos.
Esa es la historia de de Bartolomé, el pollito que murió aplastado.

Caso Real
Autor: R.C. de Interés