Búsqueda personalizada

martes, 15 de marzo de 2011

MUROS

- No me llames
- No pensaba hacerlo
- Se que eres el amor de mi vida, pero tus rechazos son continuos y solo me lastiman
- Perdón, pero ya te he dicho más de una vez que no soy la mujer para ti
- Si lo eres y ambos lo sabemos
- Ya encontraras, a alguien…

Lucía, realmente no estaba preparada para una nueva relación, no es nunca hubiera tenido alguna, pero de otra forma quedaba con ese sabor amargo y el corazón en la mano.
Se sentó a la orilla del lago y se quedo viendo el azul del agua, los árboles que le rodeaban, y de vez en cuando arrojaba una piedrecilla.

Al regresar a casa, la esperaba su papá con su pipa, mi chiquita no te entiendo, la soledad es muy dura, lo veras al pasar los años, si no es Sam puede ser alguien más.
- Papá los alguien más, nunca han funcionado, no se porque podría ser diferente.
- Mi chiquita ero también te has aparatado de tus amigas y amigos, mira como te llaman y te buscan
- Ya se cansaran con el tiempo, papá, mejor cuéntame de mamá
- Ella no estaría nada contenta de ver a su hermosa pequeña alejarse del mundo lentamente, es como si cada día pusieras un ladrillo más en la muralla que te empeñas en levantar.
- Mamá tubo la suerte de encontrarte a ti, digamos que la suerte tiene mucho que ver, por ejemplo mi matrimonio me estaba matando, me anulaba como persona, se había tragado mi autoestima, es duro papá, jamás imaginaras cuanto.

Amas a las personas tal cual son, prefiero la paz y no la tormenta. Las relaciones no siempre son en doble vía, aunque ames sin esperar nada, también eres de carne y hueso. Lucia dio las buenas noches a su papá y se fue a su refugio, su cuarto, donde tenía amigos internautas, con los que podía ser ella misma, contar lo no contaría, conocer lo que no conocía, se sentía a salvo apagaba su monitor y ya.

Autor: R.C. de Interes
Fuente mi imaginación, cualquier coincidencia es casualidad