jueves, 18 de agosto de 2011

DE LORITOS

Un hombre anciano tenía un loro hacia muchos años, pero un buen día el loro se pone triste y no habla más, comienza a no comer, etc. Decidido el hombre lo lleva al veterinario, quien después de examinarlo le dice:
- Ya encontré la causa, su loro necesita una compañera.
- Es verdad. Hace mucho que no tiene una, al igual que yo quedó viudo hace mucho.
- Si quiere usted puede comprar una lorita para que su loro...
El dueño del loro lo piensa un momento y luego pregunta:
- ¿Y cuanto me costaría?
- Depende de la lorita. Tenemos de todo tipo.
- Para mi loro quiero la mejor.
- Cuesta 1000 pesos.
- ¡1000 pesos! Bueno, todo sea por mi amigo.
El hombre paga y ponen adentro de una jaulita al loro y una lorita espectacular, de hermoso plumaje, joven y hermosa. Luego de unos minutos se escuchan gritos, cada vez mas fuertes, hasta que se dan cuenta que la lorita pide auxilio, abren desesperados la jaula y lo encuentran al loro con un montón de plumas en la mano y le preguntan:
- ¡Desplumaste a la lorita! ¿Qué has hecho?. Entonces el loro contesta:
- ¡Nada malo! Si pagaste 1000 pesos por esta lorita, ¡por lo menos la quiero ver desnuda!