sábado, 10 de marzo de 2012

LA CIMA DE LA VERDAD

... Tras pasar los tres castillos subio finalmente desgarrándose los dedos por culpa de las afiladas rocas. Entonces antes de llegar a la cima encontró una inscripción, que decía: “Aunque este Universo poseo, nada poseo, pues no puedo conocer lo desconocido si me aferro a lo conocido” no sabía lo que quería decir y consideraba que era muy injusto ya que no podía pensar estando colgado de una roca.
Entonces comprendió que tenía que liberarse totalmente. Dudó durante unos segundos, pero al final se convenció con ayuda de Sam (su yo interior) y decidió arrojarse al vacío.

Mientras descendía recordaba cosas de su infancia y logra liberarse de todo lo que arrastraba. Entonces comenzó a elevarse y cuando se dio cuenta estaba en la cima de la montaña. 
Terminó por emocionarse y lloró, eran lágrimas que provenían del corazón por lo que estaban tan calientes que se derritió la última parte de la armadura. 
Ahora si era totalmente libre, había comprendido que el universo y él eran uno solo y ahora tenía un mayor resplandor.
"Entendió que la vida consistía en el amor, y todo lo que la formaba lo era."

Fragmento del Caballero de la Armadura Oxidada de Robert Fisher

Nuestro aprendizaje por la vida es de continúo, siempre una actitud positiva, nos dará un mayor crecimiento personal. Mucho de encontrar el éxito también depende de conocernos a nosotros mismos

R.C. de Interés