lunes, 30 de julio de 2012

EN UN BESO

“En un beso sabrás todo lo que he callado”
Pablo Neruda




Los besos son tiernas caricias, que nos acompañan durante la vida, los recibimos desde bebes, y no nos faltan en ella,… vienen los dulces besos de los papás (sobre todo el de las buenas noches después del cuento) y de los abuelitos, los tíos y primos, amigos, … sin faltar los tradicionales de las amigas de mamá: - “ya saludaste????-

Cuando llegamos a la adolescencia, llegan los de semáforo, cuando en la mejilla, los primeros chicos saludan y se despiden, es un sentimiento de timidez, con el que se recibí la nueva etapa de la vida, pensaba que me derretía como mantequilla, tendría unos trece años, yo no tenía hermanos mayores, estaba abriendo brecha, todo  era nuevo para mí.

Luego de las primeros cantineos y las primeras declaraciones, llego el primer beso, fugaz, un solo roce de labios, pero que hace que el estomago se te pegue, y crees que tocas el Cielo con las manos sucias, según yo era el amor supremo.

Conforme avanza el tiempo el beso, incluye deseo, ese sentido de pertenencia, de entrega, ese néctar, … a veces apremiante, otras lento… al compás boca con boca, lleno de amor, entrega, suspiro, parte uno del otro, todo un placer en un beso, beberse uno a otro en un solo compás, beso a beso… de ello la expresión comerte a besos, que decimos cuando estamos enamorados!

Más también nos comemos a besos en la barriguita a nuestros hijos, sobrinos, ahijados y yo espero algún día hacerlo con mis nietos!!!!

Unos besos no excluyen a los otros, seguimos besando a nuestra mejor amiga, papas, amigos del alma, y por supuesto mando miles de besos a mis amigos virtuales a los que cada día conozco más y aprendo a querer!



Autor: R.C. de Interés

Fotografía: R.C. de Interés