miércoles, 29 de agosto de 2012

EL CABALLERO DE LINDA (primera parte)



-          Puede tener todos los defectos que dices, pero ¿Sabes? Es la persona que mejor me ha tratado en el mundo… aún cuando está molesto, me dice “linda tal cosa”

A todas las mujeres nos gustan que nos endulcen un poco el oído, no es lo mismo:
- Carmen, trae la cerveza!
Que.. 
 - Carmen, me alcanzas la cerveza
No hay mayor diferencia en las palabras, ni en su cantidad, más sí en su efecto.
Teníamos un poco la costumbre de la "autoestima callejera", … al medio día, a la hora del almuerzo, de cuando en vez, salíamos unas amigas a dar la vuelta, unas cuadras cercanas a la oficina, no faltaban los albañiles ( que de inmediato eran ascendidos a Ingenieros de la Construcción) con sus piropos…
-  Ay mamaíta, si tu boquita fuera un limoncito, yo me la pasaría chupa que chupa
-   Si así como lo mueve lo bate, que rico el chocolate…
(Era buenísimo para la autoestima, de efecto inmediato,  más barato que el psicólogo, y gratis!)
--- Aunque hay que hacer la salvedad, que hace poco se quejaban al respecto un par de amigas… que salieron a caminar… pasaron la primera obra en construcción… y nada, la segunda y nada…cuando se acercaron un par de hombres, en una moto… inciertas, abrieron los ojos, se miraron, si les subirían la autoestima ??? o les bajarían la cartera ???… cuando zasss:
- Trabajen par de gordas huevonas!
De todo hay en la viña del Señor. Retomando el tema,
No hay como un caballero de los “escasos”, que te abre la puerta del carro, ahora casi siempre, tienes que subirte al pedalazo, o te deja, y eso que usualmente es en tu carro.
No sueñes, con dejar de sonreír, y mucho menos llorar, pañuelos de tela (de los que me tocó enyuquillar, a mi exmarido), no existen, si alcazo, alguna servilleta de alguna comida rápida.
No caigas en la trampa, cuando te dice que esta apretado de plata, no mirarás el reintegro, si le insinúas una cobranza serás inhumana, y se le puede volver una adicción invitarte a salir a cenar, claro se le olvidará la billetera, y eso si tienes la suerte, que no haga extensiva la invitación a más parejas de amigos…”sabes linda, se me quedo la billetera”
Caballero, de los que te llena de flores la casa y la oficina, de novios, de casados hay que pedirle, que cancele lo envíos, (sutilmente, no quieres herirlo) ya que la dirección de cobro ya no es su casa, sino tu casa.
Pero estas feliz! Te trata como una dama, todo es “linda”,
Aquí va un poco de la Historia del Caballero de Linda:
- “Linda” no olvides que no me gusta como se lava mi ropa en casa, llévala a lavandería “por favor”…
Un día mi amiga me aconsejo, quítale las bolsas de lavandería y guárdala, haber ¿Qué que dice???
- “Linda” pero, esta ropa habrá que llevarla a la lavandería, mira cómo queda en casa, no es lo mismo
Sales, porque no objeta nada de "tu espacio", (es considerado), le gusta que tengas reuniones, amistades, no le incomoda tu trabajo, “es compresivo”, pero cuando entras… “chanan”…¡Sorpresa! "Toda", léase: "Toda", la cristalería esta en la mesa ¿?
- “Linda” te hice el favor, de revisar si estaba sucia, así ahora la puedes limpiar, es más la puedes limpiar con, líquido de vidrios y vinagre de primero, y luego la enjuagaba, para que quedara resplandeciente… (todo colaboración, culto, conocedor y gran consejero)

Autor: R.C. de Interés