miércoles, 24 de abril de 2013

EL REENCUENTRO , BÉCQUER - ENSÉÑAME A ESCRIBIR POESÍA! -

Un soplo de viento paso, en el silencio de la tarde… era el cuarto para las cuatro, …miro el reloj de reojo, las agujas no avanzaban… el tiempo sin inmutarse, autómata abrió su bolsa en la que llevaba además del delineador y la licencia de conducir, media vida archivada allí: - facturas, apuntes, llaves, cigarrillos, las pastillas para el dolor de cabeza, un escapulario, sombras …
Respiro profundo, saco la pequeña libreta, en la que ya sin espacio, apunte sobre apunte escribió:
-  Jure que no te esperaría más: me tienes aquí, esperando minuto a segundo, que vengas; … - sonrío, por un instante, cosa que no hacía, desde hace mucho recordando, cuando le pidió que le enseñara a escribir poesía -… el momento que me enoje contigo, ese de fuego, cual relámpago, que corto el ensueño, que te dije hasta aquí, hoy lo lamento!... te quiero a ti, como el tiempo retroceder quisiera!, que ni tu ni yo: nos hubiéramos, dicho, herido, desquerido,… las balas de hielo que hemos sembrado en nuestros corazones quisiera poder borrar, y contigo siempre estar; reencontrarte en mis sueños y en mi vida… cambiar nuevamente odio por amor, regresar a vivir,… el camino para atrás no lo puedo desandar, los pasos del futuro quisiera enmendar, nuevamente las alas del amor y el ensueño desatar: volver, sí solo  a ti,… vivir contigo! no es ni mas ni menos que mi vida, sin ti no puedo seguir,  me sumerjo en el mar, como lo hago en ti; eres realidad y utopía  mi alma,  mi cuerpo, mi corazón, te extrañan, … “te apunto y me apunto a volver”, a estar, a ser,  a intentar, a lograr, a soñar, a construir, porque para amar: tu, yo, y las constelaciones nos han de bastar…!!!
Una mano se poso en su espalda, al tiempo que se escucho la voz de “él”, dejándola sin respiración…
- Hola
- Ahhh… ya estas aquí!
- Si, estas bella !!! –sonrío, mientras le daba el beso en la mejilla, y recordaba cuando ella le pidió le enseñara a escribir poesía,….Clases de que alma mía?  … toda la historia en un momento evocaría –
- Vienes tarde!!!
- Disculpa… es que…
- ¡Qué es que ni que, ni nada! Toma – extendió su mano y le entrego el papel, más no era el que apresurada, arrugado, en su bolsa guardaba-
- Mmm! De verdad lo quieres?
- Sí, estoy segura, tu firma y aquí se acaba

Él, giro y se marcho,… sin que ella lo sospechara, se repetía el poema de Bécquer:
Los suspiros son aire y van al aire. 
Las lágrimas son agua y van al mar. 
Dime, mujer, cuando el amor se olvida, 
¿sabes tú adónde va?” (1)
“Todo empezó con el famoso entre ellos: Enséñame a escribir a poesía…”

Ella, vio el reloj nuevamente como por inercia cuatro en punto, la hora acordada! …  rompió este papel que “él” recién firmaba, temblaba, no entendía ni lo que ella misma pensaba, le amaba, seguro que si,… cuántas veces la vida, nos pone en una encrucijada, de decisiones alborotadas, sentimientos entremezclados,  sin respuestas acertadas ??? – Enmudeció su alma y su corazón – giro, y ella también se marcho, masticando aquel poema de Bécquer:
Es cuestión de palabras, y, no obstante, 
ni tú ni yo jamás, 
después de lo pasado, convendremos
en quién la culpa está.
¡Lástima que el amor un diccionario
no tenga donde hallar
cuándo el orgullo es simplemente orgullo
y cuándo es dignidad!”  (2)
“Todo empezó con el famoso entre ellos: Enséñame a escribir a poesía…”

Autor: María Asturias
Fotografía: María Asturias

(1) Rima XXXVIII - Poema de Gustavo Adolfo Béquer
(2) Rima XXXIII   - Poema de Gustavo Adolfo Béquer

Algo que escribí de BECQUER, hace un tiempo que te puede interesar...