Búsqueda personalizada

martes, 30 de abril de 2013

YA NO COCINAS COMO ANTES....


Esta es la frase que se escucha en mi casa, como volando en el aire, cuando estoy en mi mundo virtual.
Hace un tiempo que mi casa ya no esta tan limpia, como antes, el piso lo lustro más eventualmente, así como lavar las cortinas y otras cosas han quedado espaciadas en el tiempo.
Amén de lo que ya no hago como nadar, no es que me queje, es un cambio en mi vida, que por llamarlos de alguna forma –colaterales-
Aquel famoso pastel de nuez, con las claras envolventes, y otras recetas más que me encanta hacer pero que llevan su tiempo, de las que no se pueden acelerar, han pasado a ser ocasionales, ahora va los más practico, lo que queda en la olla de cocimiento lento, segura que no se quemara, mientras viajo de casa en casa, de blog en blog, en toda una diversidad, de plumas,  ilustraciones, pensamientos.
De la lectura que apasionada, si que soy, he cambiado los libros, por anotaciones, toda una gran variedad, por desinformación no me puedo quejar, noticias me llegan a la velocidad, descubrimientos; quizás entre los poemas, prosas, historias, adelantos de libros, entradas,  a lo mejor me adelante a algún Nobel; mis ojos vuelan entre imágenes y fotografías, y mis oídos siempre de nueva, clásica, relajante, sentida, música al día están.
Qué es cierto, no cocino cómo antes! – las horas, se me hacen agua, en el eterno viaje en el mundo virtual, me confieso pecadora de robarle el tiempo a otras cosas, y aún así, no logro visitar, ver y comentar todo lo que quisiera, mucho me pierdo,… más mucho aprendo, mucho gano, he sentido la palabra “amistad y estar” a veces, mucho más cerca o como con las personas que a mi lado están. Converso, me entero, me interesa. Los sentimientos también se dan.
Autor : María Asturias