lunes, 10 de junio de 2013

LLUEVE CON AMOR...

Como las letras a una poesía, las gotas de agua a la lluvia,…

Contemplaba como caían lentamente, mientras su mente hilvanaba el recuerdo, aún fresco, de lo que acaba de suceder, una experiencia que no se podía comparar con nada.
Decidió quitarse las botas, y salir a que las dulces gotitas de lluvia, humedecieran su rostro, como reafirmando la vida, así como recién su cuerpo temblaba, con ternura y sensibilidad.
Este frío exquisito que por ahora la abrazaba, era opuesto al fuego que le consumió, mientras él la amaba, provocándola, haciéndola presa del deseo, llenando su alma y su cuerpo.
Estaba empapada con la lluvia, como había estado llena y plena del amor, del ser que más amaba.

Autor: María Asturias

Fotografías: Marías Asturias




Tina  Arena y Donna Summer- No más lágrimas, ya es suficiente



Una bella sugerencia de Eduardo Garaicoa