martes, 4 de junio de 2013

UN CUENTO: QUE SUCEDIÓ ASÍ...


Regresaba cansada del trabajo para variar,(hace unos años, cuando mis hijos, eran pequeños aún) cuando luego de revisar deberes, ver que cenaran, revisar uniformes para el día siguiente, y que se cepillaran los dientes y rezar, mi hija pequeña, me dijo:
-         Mami, necesito que me cuentes un cuento, fue un día terrible!
Me llamo poderosamente su expresión, y movió toda mi curiosidad, para una niña de 7 añitos???
Haber le dije – por que ha sido un día terrible? –
-         Pues mira, un Paola, escondió el borrador del pizarrón y Miss Ana María nos dejo a todas sin recreo
-         Jjjmmm dije, dejando el espacio para que su mentencita, siguiera dejando su percepción
-         Y por lo que ella hizo, todas pagamos!
-         Ahh ya veo
-         Pero ni que yo iba a decir, si ella es mi amiga, no crees?
-         Seguí guardando silencio, para que ella solita procesara sus sentimientos
-         Porque las amigas no son chismosas, verdad?
-         La lealtad es una virtud –intervine-  pero también, con el mismo cariño que le tienes a Paola, a través de una decirle de una forma “constructiva” que lo que ha hecho trae consecuencias, para ella y para las personas que la quieren, es bueno, ...qué cuento quieres que te cuente?
-         Ya no, mami, ya es un día un día bueno, que sueñes con los angelitos, te quiero mucho.
-         Y yo a ti princesa, pero déjame contártelo  igual… han de estar y estarán

Autor: María Asturias

Fotografía: María Asturias