viernes, 16 de agosto de 2013

Me gusta...No me gusta

Más tarde que todos, y en diferido,  uniéndome a la convocatoria de Miguel, quien escribe magistralmente y una gran persona a que  le tengo especial cariño, aquí están Mis me gust@ y No me gust@
Convocatoria- Bloguera-me-gusta-no-me-gusta




Me gusta mucho  un buen café recién hecho por la mañana, lo tomo frío, o cuando menos  al tiempo.
No me gusta que me apresuren cuando me estoy arreglando para salir.
Me gusta el escuchar música, cuando voy en el tráfico,  camino a la oficina.
No me gusta que empiece a sonar el celular, desde temprano y menos cuando manejo.
Me gusta devolver las llamadas con  calma,  tomarme el tiempo para resolver y pensar.
No me gusta cuando me ponen fechas  límites, para “x o y” de un solo me abrumo; y ya no puedo pensar, se me escapa la imaginación.
Me gusta cocinar, si es con calma y tengo tiempo para ello, lo disfruto.
No me gusta cocinar, a todo vapor, porque ya es tarde, de debo tener la comida de inmediato.
Me gustan las reuniones de familia, del colegio, de la oficina, de los amigos, ... creo que todas.
No me gusta ir a los hospitales ni a funerales, pero lo hago.
Me gusta leer, antes leía libros, ahora disfruto de los blogs.
No me gusta, planchar ropa, es algo que siempre hago terrible, y es la peor de las tareas de la casa para mí.
Me gusta remojar el pan  en el café, tener tiempo para fumar un cigarro mentolado tranquila o paladear un rico chocolate (mejor si es Godiva de Limón, son mi perdición).
No me gusta ir al supermercado, siempre que puedo lo evito y trato mantener la despensa con entregas a domicilio.
Me gusta repasar fotografías del ayer, sobre todo  de cuando mis hijos eran pequeños, me pierdo en ellas por horas, y vuelvo a vivirlas.
No me gusta que me pregunten por mis ex maridos, es algo que prefiero dejar como los verbos “omitidos”.
Me gusta cuando me gustan las flores y mi jardín, amo el olor del jazmín y de los azahares, particularmente.
No me gusta cuando un perro me olfatea, o se me acerca y me lame.
Me gusta platicar con los  niños,  y no pierdo ocasión para ello, desde un elevador, una sala de espera, o alguna visita.
No me gusta que me alcen la voz, o ver que se lo hacen con alguna otra persona, es algo simplemente, no tolero.
Me gusta encender la chimenea en época fría, y me quedo horas viendo el fuego.
No me gusta el calor excesivo, me aplatana, me duele la cabeza y me vota.
Me gusta el silencio,  me da mucha paz al terminar el día, hasta desconecto mis audífonos, para tenerlo más.
No me gusta el bullicio, de los cubiertos, ni de los cuartos cerrados donde hay muchas personas, no me gusta la televisión a todo volumen.
Me gusta trasnochar, aunque no me va bien, para el dolor de cabeza; de alguna forma creo que pienso, mejor de noche.
Me gusta todo lo que tenga que ver con agua, nadar, delfines, mar…
No me gusta estar mucho  tiempo sentada quieta, siempre tengo que moverme aunque sea un poquito o pararme para algo, aunque sea un mini-segundo.
No me gusta madrugar, lo evito lo más posible.
Me gusta escribir, mi trabajo y soy ferviente admiradora de amor.
No me gusta cuando tengo que administrar mi tiempo, y veo que no lo consigo, soy pésima para ello.

- Gracias Miguel, eres Grande, TQM - :)

Autor: María Asturias

Imagen: María Asturias