Búsqueda personalizada

lunes, 24 de marzo de 2014

Ya no estas más

Y siempre te fuiste, ya no estas más...
Tengo que iniciar, confesando que mi alma ha estado inquieta, esta anotación la escribí varias veces, y no me quedaba… asi que voy de nuevo, parto de cero.
Desde el sábado, si otra vez sábado, como hace dos años; mi mente gira va y viene, … la tristeza que no se ha escapado con el tiempo como hubiera querido, por esto que es bálsamo para las heridas, pero quizás se necesite más.
Recuerdo mucho tu cariño siempre hacia a mi, y yo por supuesto te quiero mucho, porque aunque ya eres estrella, en mi corazón siempre estas.
Despegue de la tierra en un vuelo, y me refugio en tu cariño, tratando de olvidar, le preguntó en la estrella...
- ¿Cómo me ha podido dejar? y aunque su silencio es mudo; su voz, llega a mi alma, calmando...
- “no te preocupes, el dolor ya no me puede alcanzar”...

Y sí, cuando una persona decide marcharse, contra la naturaleza; dejar la vida misma, debe ser una angustia, que no me atrevo ni a juzgar. Como todo tiene su lado, el difícil es para quienes quedamos llorando la partida.

Quiero regar la vida, como un corazón que florece al  amar. Marchitar una vida, cuando esta se apaga, difícil, siempre es.

El,  y “si”,(si esto o aquello...) ya se ha marchado de mi, se que cuando se empieza a bailar con la muerte (1), y esto no se detiene, a quien con el alma la abraza.

  • La herida sangra, no se cuando o como dejara de hacerlo, de tu ausencia, diría que…


Dejó entreabierta la puerta, no la quiero cerrar, pensando que un día puedes regresar… no hubo adiós, ni despedida… mi alma fría quedó en un instante, sabiendo que te marchabas para no volver jamás.
Una lagrima, en mi corazón, eterna se vuelve, al no poderte olvidar. Como en el abismo, mis ojos, no paran de ante el inmenso vacío, que sin más huellas, que puedan continuar, me dejas, al apagar la luz de la vida.
Como un dique, el cauce del agua del río, dejaste sin fluir más, cortando la vida, el curso se secó,  para siempre jamás.
El tiempo al escaparse, un último valls, no dejó,  más mi como quien acaricia el dulce, violín, y su melodía atento escucha, mi mente tu recuerdo guarda.
Y es que las ausencias, duelen!!! y en el alma no se dejan de llorar!

Autor: Regina Castejón
Fotografía: Regina Castejón

(1) por favor  tienes un familiar o amigo, que tan solo piense, en el suicidio;  busca ayuda profesional, no importa cuales sean las circunstancias, el baile de la muerte, si se trata adecuadamente, se transforma en vida;  pero no se hace a voluntad, debemos saber que es una condición emocional, que cada día tiene más índices, y son muchos factores los que van en esta autoeliminación. Si eres esa persona, recuerda que todo solución, menos la muerte, busca ayuda, si no por ti, por los que lloran la partida. 


André Rieu - You'll Never Walk Alone



  • ... sigue caminando con esperanza en tu corazón
  • No te preocupes por la oscuridad,  al final de la tormenta, hay un cielo dorado
Y mis voz contesta...

- "No camino sola, ni en el viento ni la lluvia, pero como te extraño"