viernes, 26 de septiembre de 2014

Una pluma, que escribe

Ilusiones en el alma como en la vida, pueden ser muchas...
Dejame pensar que estas aquí... si juntito a mí
"El amor no se cuestiona"... se esta y se quiere, simplemente, en el corazón no se manda.
Tambien transformarse puede, como la hoja seca, que marca una pagina en aquel libro que juntos leimos, pero de alguna forma, aunque en diferente escencia, permanece allí.
Puedes estar o no, que el corazón el cariño sigue alimentado. 

Escribo poco, quizas para no gastarme los recuerdos, o simplemente la tinta de esta pluma, que encontré en la gaveta de tu mesa noche, que hoy cumple 50 años... recuerdo la historia de ella, más no era conocida; y su atención no llamo; la llevo como escribiendo por ti. 
Acaricio que sea una analogía, de las que tanto me gustan, los motivos, que sembraste en mi. Sumado a tu gusto por escribir.
Mi corazón sigue muriendo por ti... mi vida sigue caminando, no podría dejar de hacerlo, se que en esta "ilusion" del día a día, a veces en silencio, tomamos el cafe  de la mañana... y al caer la tarde, sigues preguntando: Cómo estuvo el día?   Llevabas lo que vivia en un día a día; sabia que me presentias siempre, cuando el día era bueno o  malo, pero todos eran días. Días llenos de un lado para el otro... y así como la pluma cada día trae lo suyo... pienso ahora en la historia de esta pluma de medio siglo; qué ilusión debe haber estado prensente, cuando mi abuela te la compró; los muchos días que ahorro, imagino sus pasos, su puñuelo al cuello, mientras llegaba al almacén en el centro de la ciudad; será quizas como las pequeñas metas de la vida;  escojerla entre otras, cual desiciones que tomamos en el día a día y pedir la fecha, que en ella grabada está.  Se que orgullosa de ti estaba, como tú de mí,  cuando me abrazabas.
Me dejaste una pluma fina, que no saco de su caja, y abrazo esta, por que es como tu legado, sencillo y capaz de escribir la vida. 
Llorar, se que pasara, se que me enseñaste a presentar batalla en la vida, más sigo muriendo mil veces sin tí. 

PD: No te preocupes, tu niña sabe escribir en la vida. Lo decias, no te creía; ahora parece ser verdad...


La Noche - Sandoval



... y cuando llega la noche me encuentro a solas conmigo
llorar no me da el alivio, ni tu silencio lo es
por más que busco motivos de que quieras huir
pues ya tu amor no es el mismo
y yo me muero por ti....