Búsqueda personalizada

sábado, 18 de octubre de 2014

Cortar el Silencio

Si tan sólo se pudiera cortar el silencio, es algo que yo hago con frecuencia, pensé mientras miraba la escena con atención, pero no me tocaba a mi … solo tenía que poner mis cinco sentidos y descubrir lo que el silencio decía…


Todos tenemos secretos guardados, y no ven la luz, si no es su momento… mi mente se escapó por un momento, a la película de Antwone Fisher: el triunfo del espíritu… no a la trama completa, pero si a que sin “confianza” no se abren las puertas de nuestras vidas y nuestros corazones…



  
Y cuando abres el corazón  y tu vida… hay una llave mágica que se entrega, es amor. 
El amor se da a través de amistad, respeto, cariño… y muchas formas

Como muchos saben, últimamente reflexiono un poco más de lo más de lo costumbre (que siempre ha sido una de mis manías: analizar, tratar de entender, cuestionar, procesar y muchas veces reinventar)… y cada día pienso y me convenzo, en la riqueza del verdadero amor, el que es dar (no en el que es recibir) ese que ensancha corazones, el que aún sin entender como lo hace, sigue aún después de la muerte.

Revisando algunos papeles, hay muchos que poner en orden, a veces pienso que es una tarea que no terminaré, encontré unos garabatos, de esos tan míos, que al compartirlos los convierto en tuyos, una de mis más antiguas letras…