jueves, 4 de diciembre de 2014

Aroma de Café y Vida...

Aquel aroma medio rancio, que despide el beneficio de café, ...de los antiguos que pasaban por el agua una y mil veces las pepitas de café, donde se sumergian en las “aguas mieles” para eliminar los más livianos y la basura, lo llevaron de regreso años atrás…. 

De pronto el cuerpo volvía correr, entre los cafetales y subía y bajaba del camión, donde se se juntaban las tareas de la fruta cortada, era enero, época de cosecha…. 
  • Se dijo, si que todo tiene una época de cosecha, nada hay que cortarlo antes de tiempo. 
Recordó la mirada con el ceño fruncido del abuelo, ante la travesura, de vaciar a su vez las tareas en el suelo…. 
  • Se dijo, muchas veces con solo una mirada se pueden sin decir, comunicar más cosas. 
Camino con la mente, por los patios del Beneficio, donde se ponía al sol el café, antes de pasar por el proceso de descascarillado…. 
mmm, la vez que sin querer, se quedó dormido, y despertó picado de hormigas 
  • Se dijo, como todo el que se duerme en sus laureles, puede tener una sorpresa. 
Aquel olor ahora, al grano recién tostado y molido, lo que da su aroma y le da su color oscuro….único como el café de “esencia” que hacía la abuela 
  • Se dijo, cierto en la tan repetida frase, lo vivido y lo comido, nadie te lo quita…. …. 
y así continuó la tarde entre pensamientos, recuerdos de años atrás… más tomaban vida en el presente, como el café de la mañana y lo que se podía afirmar 

Algunas veces pasan cosas que en su momento no sabemos o no le damos el peso, que quizás en otro puedan ser y proporcionalmente inversas, lo que un día puede ser una cuesta arriba, a lo mejor en el siguiente instante es fácil de llevar… todo esto y todo aquello componen esto que llamamos: Vida!

Ojala que Llueva Café en el Campo



Ojalá que llueva café en el campo
que caiga un aguacero de yuca y té
del cielo una jarita de queso blanco
y al sur una montaña de berro y miel.
oh, oh, oh, oh, oh...ojalá que llueva café

Ojalá que llueva café en el campo
peinar un alto cerro de trigo y mabuey
bajar por la colina de arroz graneado
y continuar el arado con tu querer.
oh, oh, oh, oh, oh...
ojalá el otoño en vez de hojas secas
pintan mi cosecha de pitisa alegre
siembra una llanura de batata y fresas
ojala que llueva café

Oh, ojala que llueva café en el campo
peinar un alto cerro de trigo y mabuey
bajar por la colina de arroz graneado
y continuar el arado con tu querer.
ah, ailaralailala, ailarala, ailaralailala
ojalá que llueva café.

Pa que la realidad no se sufra tanto
ojalá que llueva café en el campo
pa que en villa hidalgo oigan este canto
ojalá que llueva café en el campo
pa que todos los niños canten este canto
ojalá que llueva café en el campo
ojalá que llueva, ojalá que llueva
ojalá que llueva café en el campo