Búsqueda personalizada

lunes, 28 de septiembre de 2009

DESPIERTO A LA VERDAD

Despierto, giro en la cama… esta vacía, el lugar que tenias esta vacío.
Miro las cuatro paredes de la habitación, allá a lo lejos en algún lugar cerca de la viga en el techo, se ve el verde pálido, con el que la habíamos pintado juntos, y que yo apresuradamente quite, y cambie por el blanco cuando dejaste de estar aquí.
Al mismo tiempo que quite el osito de peluche y cambie los registros de las chapas.
Vuelo a girar, el lugar que ocupaba el móvil, que compramos durante nuestra la luna de miel, esta como mi corazón vacío.
Cuando me pediste que nos casáramos, una tierna lágrima rodó por tu mejilla. Yo enmudecí, ya no creía que el amor fuera de verdad, hoy se que sí,… yo aun te amo.
Hoy estoy vacía de amor, se acabaron los arreglos de flores hasta 3 veces en un día, cuán emocionada las veía!!!, salí barata, a comparación de la factura que me toco pagar a mi. “El Puente al Infinito”, nuestro libro, me enamore de Richard Bach, y tampoco era verdad, cuando te marchaste, dejaste un libro igual al nuestro, pero con otra dedicatoria, es para quebrar el alma, …también dejaste mi alma vacía.
Todo un caballero, de los pocos que usan pañuelo hoy en día, me rendí a ti, a tus veladas con vino, a las velas con aroma de rosas, a la chimenea encendida. La misma chimenea que use cual incinerador de holocausto, para quemar las pocas cosas que dejaste.
Tú sabes lo que te llevaste, contigo se fueron mis ilusiones y mis sonrisas.
Cuantas cosas macabras hiciste en vida… nunca un grito, nunca un enojo, el trato más sutil, y quien no te creería, lo hiciste con miel no con hiel, nadie me ha tratado tan dulce como tu. Nadie me ha mentido como tu, a nadie le creído como te creí a ti.
Cuando te equivocas como me equivoque, cuando pasas eses daño emocional, cuando te das cuenta que aun cuando estabas, estaba vacía, ya que tú no estabas: Mis respetos que gran montaje, eres un mago en el teatro.
Más sin saberlo tu, sin saberlo yo: en mi mano estaba marcado el final, un final como las líneas del destino. Queriendo seguir con el dulce suplicio, por que estuvieras aquí, la vida marco las cosas que te pusieron de frente. Nada que ver contigo y conmigo, pero nos llevaron al final.

No perdono, no te perdono a ti, la dulce mentira de mi vida. Y no me perdono a mi, como pude no ver la verdad?, haberte creído, haberte amado fue : mi final!

FUENTE: Mi Imaginación