Búsqueda personalizada

viernes, 25 de septiembre de 2009

Y TU... QUE CAMINO VAS A TOMAR???

Cada día es diferente, cada día su propio afán, sus momentos y oportunidades.
En la carretera de la vida, hay curvas, bifurcaciones, altos, virajes obligados, caminos de tercería, asfaltados, subidas, bajadas….
Juan había estado parado en la estación de gasolina, llevaba un buen rato allí… el motor de su automóvil se había sobre calentado, su radiador sacaba humo, después de aquel camino el motor se le recalentó…tomaba un café, sentado al filo de la banqueta.
Vaya que había sido extraño el camino… largo, con pedazos sin asfalto, otros pedazos de super carretera, y de repente un bache, otro bache allá, pero su vehiculo continuaba se deslizaba, a veces de día, a veces de noche… cada kilómetro era un avance, más lejos de su partida (cuanto había aprendido de mapas!), y a la vez más cerca de su destino. Ya había alcanzado muchos de los lugares que en su trayecto, tenía que alcanzar, cansando con los ojos irritados bajo la lluvia, pero estaba por delante del tiempo que se había propuesto para esta expedición… todo marchaba bien después de mucho esfuerzo!!!
Y cuando menos lo esperaba ese viraje, no estaba marcado, no tenía señal, no debía haber existido, más la carretera no dependía de él. Había superado tantos obstáculos! Y ahora , a la velocidad de la luz, … el tren delantero estaba dañando y quien sabe cuantas cosas mas,… no se había salido de la carretera, la carretera lo saco. Si lo saco en ese viraje, mas allá de lo que estaba en sus manos… el auto estaba seriamente dañado, por dentro y por fuera, el vidrio delantero rajado por una piedra, un costado abollado, …por fuera, por dentro los daños eran mas severos. Aunque quisiera seguir su camino…no podía, dejo de estar en sus manos.
Respiro profundo, …la carretera le había dado un revés, esta vez superior a sus fuerzas, no era una llanta que pudiera cambiar, no era chequear los niveles de aceite… no era nada que pudiese remediar. Gateo, más bien se arrastro y se puso a un lado de la cinta asfáltica, perdió la noción de cuanto tiempo espero. Los autos pasaban sin parar, algunos hasta le tocaban la bocina y seguían de largo.
Derepente para uno señor… salio de su vehículo, cruzaron unas palabras y le ofreció llevarle al pueblo mas cercano, allí conseguiría una grúa, y su vehiculo seria reparado en el taller. Acepto encantado. En el camino conversaron, su ángel del día, era coach, pudieron intercambiar tanto, incluso sus teléfonos y correos para continuar en comunicación.
Era ya tarde, se quedo en un hotelito modesto, tomo una sopa caliente y durmió. Muy al amanecer dio las vueltas de la grúa, y dejo su auto en el taller. Tomo el resto día para dar una vuelta, …pensó el tiempo se pone en mi contra, y otras mil cosas, dio vueltas y vueltas… Los días que estuvo allí se hicieron extraños: interminables, le faltaba la carretera.
…prendió el motor, y emprendió el camino un camino, un camino diferente, el motor mostraba cicatrices, ya no podía desarrollar la misma velocidad, no es que Juan no quisiera tomar, el mismo ritmo, es que el motor ya no se lo permitía, constantemente tenia que parar a echarle agua al radiador, faltaba tanto por recorrer, pero el automóvil ya no funcionaba igual.
….ahora estaba allí parado, tomando un café.
No se cuánto tiempo permaneció así, derepente otras personas se empezaron ha acercar y le han ofrecido una serie de alternativas, hay quien le compra el carro, quien le ofrece llevarle en el suyo, … en esa banqueta sentado con su café, cuando menos lo esperaba empieza todo nuevamente…
Ahora el problema dejo de ser el vehiculo de Juan, esto se puede resolver, … ahora es Juan el que se cuestiona : Que camino tomar ¿??? Si es que toma alguno… porque también puede seguir igual!
FUENTE: Mi Imaginación