Búsqueda personalizada

martes, 6 de octubre de 2009

EN EL BOSQUE DE LAS HADAS, CON MI UNICORNIO...

Vengo del mundo de las hadas, donde el futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños.
Mi guía de hoy a sido un Unicornio, he galopado por los bosques de la sabiduría, donde oímos hablar al tiempo,… tiempo y sus eventos, relatos, nos revelo en un murmullo: no hay que correr sin razón, el tiempo esta a nuestro favor, nos ofreció frutos verdes, a los que dijo él haría madurar, tiempo al tiempo fue su lección.
Seguimos en los bosques, donde la luz caía, como flechas traspasando los árboles, la crin de mi unicornio, se movía suavemente con el viento, algunas de las pequeñas hadas, que en el bosque habitan, decidieron acompañarnos, parte del camino. Volando como luciérnagas a nuestro lado, ellas no caminaban, no dejaban huella, mi Unicornio dejaba la huella de sus cascos en cada paso.
El viento se acercó y me susurro dulcemente al oído, trata de dejar huella en tu camino, que sepa el mundo que estuvisteis aquí, que sepa el bosque que lo habéis recorrido, no sea en vano tu caminar. Concluyo el viento: deja huella, huella profunda, que se sepa que has existido.
Mi unicornio, siendo quien es, puro y tierno de corazón, me contó su confidencia: antes éramos muchos, pero el hombre en su ambición de hacer magia con nuestros cuernos, de los cuales hacía un polvo para, poder volar, nos destruyo,… daría menos tristeza, si su objetivo hubiese alcanzado, pensaría entonces,… tiene un sentido. Mas destruir por destruir, es algo que aun con la sabiduría, que poseo, nunca entenderé.
Ante esta confidencia, respire profundo,… no quise responder, quede muda, pero dentro mi corazón, me dije, basta ver a nuestro alrededor, para saber que continuamos haciéndolo.
Mi unicornio, me dijo que se siente a veces triste, al ya no estar rodeado por semejantes, pero que moriría, si quisieran doblegar su libertad, encerrarle, es condenarle a muerte. Y entre reproche y pregunta, continuo: como pueden los humanos encerrarse en sí mismos ¡!!?
Los unicornios que quedamos, aun no siendo muchos, representamos fuerza, libertad, sueños, imaginaciones…con el brillo de la curiosidad en sus ojos, pregunto: Y tú que representas???... ante mi silencio,… continuo mi unicornio: tal vez algún día puedas verlo como un la luz que ilumina el bosque, cuando un rayo de sol da en mi cuerno. Es mas, me dijo, estoy seguro que lo sabrás.
Incrédula le dije, como sabes que lo sabre?
…la respuesta esta en tu interior, sólo debes buscarla.
Con lágrimas de alegría en mis ojos, me prendí de su cuello y le abrace un largo rato,…nos despedimos y emprendió su camino de regreso al bosque de las hadas.

FUENTE: Mi Imaginación