sábado, 31 de octubre de 2009

FIAMBRE....

Las comidas de tiempos de difuntos tienen mucha significado en todas las culturas, porque simbolizan la convivencia entre los seres vivientes y los seres del mas allá. En Meso-américa las comidas de difuntos ya eran sobresalientes en la época prehispánica, durante la conmemoración de los días de comunicación con los ancestros y los antepasados en el calendario maya del Tzolkin, que se ubicaba en el mes de julio, cuando se celebraba la fiesta del año nuevo o Watzakib Batz.

Por su parte, los españoles que conquistaron el territorio conmemoraban estas fiestas el 1 y 2 de noviembre, establecidas por la Iglesia hacia el siglo IV. En esas fechas se preparaban comidas especiales, sobre todo frías y con fuerte herencia de la cultura arabe. Con el proceso de mestizaje e hibridacion de elementos culturales, la población guatemalteca de finales del siglo XVI creo un plato frío especial, para ser ingerido durante las celebraciones mortuorias anuales: el fiambre.
Después de la consolidación de los elementos claves de la cultura guatemalteca, a mediados del siglo XVII y el fiambre quedo arraigado en toda Guatemala como comida del día de difuntos. Se mencionaba ya en recetarios de principios del Siglo XVII y el fraile Tomas Gage se refiere al mismo cuando viajo por Guatemala, entre 1625, 1638. En particular, el fiambre se afianzo como “comida de muerto” en el siglo XIX.
Por sus procesos tan elaborados de cocción, expresa la cosmovisión y la manera de ver el mundo del guatemalteco, tanto mestizo como mayanse. En esa comida puede establecerse toda la identidad del guatemalteco: el uso de las verduras y su aderezado es herencia evidente del mundo prehispánico; el empleo de distintos tipos de carnes y embutidos, de ascendencia española, y el uso de quesos, alcaparras, aceitunas y otras especias, de autentica herencia árabe. No obstante su origen, la creatividad de las anónimas cocineras guatemaltecas le han dado su connotación especial y nacional.

El 1 de Noviembre de cada año se acostumbra por tradición juntarse en familia para hacer gusto del Fiambre. Es por esto que en gran número de familias guatemaltecas ahorra desde meses antes para poder estar económicamente estable para poder adquirir los elementos que este caro platillo necesita, es un lujo que no todos se pueden dar.
LOS INVITO A SENTARNOS A LA MESA Y COMER CONMIGO UN FIAMBRE VIRTUAL!

R.C. de Interés


Fuente Consultada: http://www.guatemalabella.com/