sábado, 7 de noviembre de 2009

MALTRATO INFANTIL

El maltrato físico infantil o trauma infantil no accidental se refiere a múltiples fracturas y otros signos de lesión que ocurren cuando se golpea a un niño con ira.



El maltrato físico tiende a ocurrir en momentos de gran estrés. Muchos de los que cometen maltrato físico también han sido maltratados en su infancia y, como resultado, a menudo no se dan cuenta de que el maltrato no es la forma apropiada de disciplina.
Las personas que maltratan físicamente, a menudo, también tienen muy poca capacidad de controlar sus impulsos, lo cual impide que piensen en lo que sucede como resultado de sus acciones.
La tasa de maltrato infantil es bastante alta y la forma más común es el abandono.
Los mayores factores de riesgo para el maltrato infantil abarcan:
Alcoholismo
Drogadicción
Ser padre o madre soltera
Falta de educación
Pobreza
Las lesiones físicas se deben tratar de la manera apropiada.
Los padres necesitarán asesoramiento o una intervención de algún tipo. En algunos casos, el niño puede ser separado temporal o permanentemente de su hogar para prevenir peligros posteriores. El maltrato potencialmente mortal o el maltrato que ocasiona daño permanente al bebé o niño puede terminar en una demanda legal.
La asesoría, incluyendo ludoterapia, también es necesaria para los niños maltratados de más de dos años. El niño necesitará ayuda para enfrentar el miedo y el dolor del maltrato por parte de los adultos, quienes deben ser figuras confiables. El hecho de no recibir esta ayuda puede llevar a que se presenten problemas psicológicos significativos, como el trastorno de estrés postraumático (TEPT).

La recuperación física del niño depende de la gravedad de las lesiones. La recuperación psicológica depende de los resultados de la psicoterapia y de si el niño puede desarrollar relaciones confiables con los adultos que lo cuidan.

FUENTE: MEDLINE PLUS