Búsqueda personalizada

viernes, 19 de febrero de 2010

LOS PECES DE MI MAMÁ



En casa de mi abuelita jugaba de comidita, de verdad, con empleada al lado, se hacia comida en una pequeña churrasquera, jaja, así quien no. Si era ensalada de lechuga por ejemplo, era con lechugas de verdad.
En mi casa, era más imaginación, la lechuga era grama, pero igual jugaba con mis hermanas.
Un día se me ocurrió superar la situación, ya me han ido conociendo…. Mi mamá tenia una pecera con peces…zasssssssss, jugare de cocinar peces y luego los devolveré y según yo: parte sin novedad.
Claro, seguro… saque uno por uno los peces, los partía en trocitos, como estuvo de difícil, obviamente no se dejaban, al fin lo logre, los serví en mis trastecitos a mis muñecas, (esta vez no jugué con ninguna de mis hermanas, porque siempre decían lo ocurrido, y se imaginaran que nombre saltaba: fue la….R.)
Luego del suculento menú a mis muñecas, regrese los trocitos de pescado, ya no eran peces, a la pecera.
No pasaron ni dos minutos en que mi mamá viera la pecera, nos llamo a todas, nadie nada,…como supo que había sido yo no lo se, pero igual me regaño, me dio mis tres cinchazos como de costumbre, y también como siempre me mando al cuarto el resto de la tarde, cosa a la que también ya era inmune, pero realmente estaba enojada.
En el cuarto, me puse a pensar que se suponía que los peces, debían de regresar a la normalidad, si solo era un juego…

Autor: R.C. de Interés