jueves, 25 de febrero de 2010

TRAMPA PARA LADRONES


Tendría dos años de divorciada (la primera vez), y como siempre más de alguien te dice:
-Cómo te quedas sola con tres niños?
- Una noche te van a cortar el pezcueso….
La verdad en aquel entonces donde vivo era bastante despoblado, éramos 3 casas. Y mi casa no tiene barrotes, y en esa época no tenia malla, ni portón eléctrico, y mucha parte de ella es de ventanería.
El caso es que lograron meterme miedo. Pero el miedo no fue suficiente para dar mi brazo a torcer.
Así, que según yo, me ingenie una “trampa para ladrones”.







Por las noches colocaba cajas de cartón con leños de punta, cada tanto por toda la casa,… de tal forma que si entraba un ladrón: tropezaría y se ensartaría los leños, además, haría ruido: GENIAL!!!!
La “trampa para ladrones” duro poca más de una semana… porque mi hija chiquita le dio fiebre una noche, y en la prisa, mientras la atendía, fui a la cocina por un traste con agua, para ponerle lienzos en la frente…
Sazzzcuash! Se me olvidaron las trampas, … sí!

Tienen razón caí en mi propia trampa: funcionaba, me hice una rasguño lo bastante considerable en la pierna derecha. Ese fue el final de mi "Genial Invento", …. Eso si que me dolió mi pierna, y por supuesto, la autoestima: cuando me preguntaban que me había pasado en la pierna, tragaba saliva, y guardaba silencio, ni modo que patentar mi invento.

AUTOR: R.C. de Interés







Fotografías: María Asturias
Autor: María Asturias

puede que te guste leer...

- VENTA DE MUJERES

- LAPIZ QUE AFILA MIS LETRAS