miércoles, 18 de agosto de 2010

MOSCAS EN EL OIDO

video


De pequeña tendría unos ocho años, a mi papá lo operaron, cuando todas preguntamos, por simplicidad la respuesta fue: se le metió una mosca en el oído, debía guardar reposo pues perdía el equilibrio, ninguna volvimos a ponerle atención al asunto.
Y así pasaron los años..
De pronto empecé a sentir que oía menos con el oído izquierdo, luego me habitúe a ello, inconcientemente buscaba la cara de las personas para ver sus labios y expresiones además tenia la audición en el oído izquierdo, donde lo notaba más era al hablar por teléfono, pero con el derecho me iba bien, paso el tiempo y me adapte de una forma inconsciente, y tenia su ventaja cuando ya me iba a dormir me viraba y el sonido bajaba sustancialmente antes de los programado en el control de la televisión.
Un día domingo después de mucho tiempo, apareció que la mosca cómo se le entro a mi papa, tanto mi papá como mi mamá, rompieron a carcajadas, nadie nos aclaro con los años que el huesillo del oído, se desgasta y cae, es una osteoporosis del oído cuya consecuencia es la falta de audición, pues el tímpano ya no rebota.
El lunes estaba donde el mismo otorrinolaringólogo que años a tras había operado a mi papá. Entre va y vienes, programamos mi operación a principios de noviembre, donde impactaba menos en mi trabajo, si me dijo que era un mes de reposo, guahhhh, pero es un mes terrible el solo medio girar te desequilibra, vives con nausea y sin equilibrio, prometo solemnemente que prefiero 10 cesáreas a una operación en el oído. Llego el momento de destaparlo y empezar a escuchar…pus oía menos, dijo que con el tiempo iría mejorando, no ocurrió así Me dijo que una en diez no quedaba bien la operación, y seguro ese era mi caso.
Con el tiempo busque otro otorrino. El cual reviso mis niveles de audición y las curvas caidas varias veces. Le pregunte de la posibilidad de volver a operar, y me explico que no porque el nervio estaba muy dañado y solo se acrecentaría el problema, también me dio la feliz noticia, que mi adición en el oído derecho empezaba a decaer, cosa que ha sido progresiva. Hoy con los avances de la ciencia me ofrecen operarme los dos, ósea “que en los dos tengo mosca”, pero fue tan dramática, la recuperación, que prefiero seguir así, un par de veces al año cuando se inflama me dan cortisona y allí la vamos pasando, mis moscas y Yo.

Autor: R.C de Interés


Una interesante noticia