Búsqueda personalizada

sábado, 24 de diciembre de 2011

NIÑOS CANTORES DE VIENA

Una fecha precisa del calendario marca el nacimiento de los Niños Cantores de Viena: el 7 de julio de 1498, Maximiliano I de Austria, todopoderoso emperador del Sacro Imperio Romano Germánico desde 1493, pero sobre todo gran humanista, y, como príncipe del Renacimiento (posiblemente el más “italiano” de todos cuantos en ese momento lo son al norte de los Alpes), gran protector de las artes, como al sur de aquéllos los Sforza (con quienes llegaría a emparentar
por su tercer matrimonio con Blanca María Sforza), los Visconti o los Medici, firma un decreto mediante el que se crea un coro de doce voces blancas destinado a cubrir musicalmente y a embellecer los oficios religiosos de la Capilla Imperial de Viena.
La idea del emperador no es, sin embargo, original sino tomada por él mismo de los Países Bajos que Maximiliano I.
Como pequeños embajadores de Austria en sus giras de conciertos por los cinco continentes.
Imagen en uno y otro caso, con sus inconfundibles trajes blancos o azules de marinero, de la más alta cultura y tradición vienesas dentro de los muros de la Konzerthaus o en el saludo al mundo entero gracias al milagro de la televisión, desde la Musikverein, el día 1 de enero en algunos conciertos inolvidables de Año Nuevo.
Hoy sin innumerables los países que han visto actuar en sus catedrales, palacios o salas de conciertos a los Niños Cantores de Viena, y sus uniformes se han convertido en símbolo de simpatía y en mensaje de paz para la gran mayoría de las naciones de la tierra.
Con gran frecuencia, además de los dos coros que permanecen en Viena cumpliendo allí sus obligaciones, otros dos grupos están en gira por diversos países al mismo tiempo y por periodos cercanos a los tres meses, acompañados siempre, los veinticuatro componentes de cada coro, por su director musical.
Los coros de niños pueden estar constituidos sólo por voces de soprano y contralto (como los niños Cantores de Viena o por todas las voces (las de soprano y contralto las cantan niños y las de tenor y bajo, hombres (como el
Coro de santo Tomás de Leipzig o el Dresdner Kreuzchor). Muchos cantantes continúan en el coro tras el cambio de voz e interpretan las partes de hombres.
Un hito importante en la historia de la Institución supuso el año 1998 la celebración de sus 500 años de existencia con toda una serie de conciertos por todo el mundo.


Fuentes Consultadas:

http://www.wsk.at

http://es.wikipedia.org/wiki/Ni%C3%B1os_Cantores_de_Viena