miércoles, 11 de noviembre de 2009

LOS ZAPATOS EN MI CAMINAR


Hay algo que nos acompaña en nuestro caminar todos los días, me refiero a los zapatos. Los hay como gama de colores de todo tipo y estilo.
Mientras preparaba mi maletín para viajar al altiplano y sacudía un tenis, me recordé de una anécdota de hace un par de años….
Trabajaba yo en el sistema financiero, y se deba un concurso entre los asesores (como 200), algo así como elegir el presidente de la clase en el colegio.
Después de mil vueltas venían quedando como 5, todos ellos profesionales de primera, carismáticos en el grupo,…
-Canche, te invito a un café, me dijo el Chinito, mi amigo.
-Ok.
Fuimos pedí mi capuchino y un pastel de tres leches, y empezamos a hablar de la famosa elección,… me pidió que le apoyara, le dije claro mi voto lo tienes.
-No me dijo quiero tu participación. Le dije, mira toda la elección esta reñida, porque son muy iguales, en desempeño, liderazgo, forma de trabajar,…
Ya se le dije: ¡“Zapatos Lustrados”, !!!me vio con cara de que esta, si ya, se enloqueció!
-Calma te explico: Los zapatos dicen mucho de una persona, nos dan sus gustos, etc. Y el simple hecho de lustrar tus zapatos, no importa sino son nuevos, dice que te preocupas por los pequeños detalles, además, es algo que tu competencia cuida, pero no como tú. No hay quien no te haya visto parado, todas las mañanas, sacándote lustre.
-No muy convencido, aun, me dijo, ¿qué hay que hacer?
Simple, fuimos y compramos un ciento de hojas tamaño carta, del color verde mas chinto, que había en la librería, y empezamos, …fuimos a la oficina del Presidente del Banco y solicitamos, una foto, era de cuerpo completo, salían los dos estrechando la mano ( como las que vemos en los periódicos de los grandes políticos), y así sacamos fotos en todos los niveles, las pegamos en las oficinas, el color resaltaba, todas la fotos eran blanco y negro, pues las fotocopiamos, y la frase simple nada más “zapatos lustrados” ( nada de vota por mí, yo te ofrezco, ...nada).
Insólitamente funciono, por mayoría arrasadora. El Chinito feliz.!!!
  • Viene a dos cosas: una las personas se fijan más de lo que piensas, tus zapatos dicen mucho (no me refiero a juzgar por apariencias, sino que lo crees que pasa desapercibido y no lo es). Y dos, no es lección, pero muero por contarlo, siempre hay envidia, ante el resultado hubo de “venenitos”, que dijeron que el puesto de lustre para zapatos era nuestro! Ja ja.
Volviendo al tema, dejo atrás mis tacones, por unos días, tacones que me han acompañado a tantas partes de mi vida. Cosas buenas y alegres y otras no tanto.
Los veo y sí, mis zapatos, han sido participes de muchos momentos, de reojo miro mis cafés favoritos, ahhh allí están los negros! (que no son lo que suelo usar), pero estos tienen un poquito menos tacón y me han acompañado, a despedir gente en sus funerales. UPS! allí están mis botas, se podría decir que las amo!, son tan cómodas. Están también las sandalias azules, que tacón tan alto!, me acompañaron cuando me case la segunda vez, será por eso que no las uso? Tal vez su recuerdo, no es tan bueno. Puedo ver mi par de zapatos de playa, y aquellos, los rosados, los que están todos rotos, ya no los uso para salir, pero son el par que me cómodo, que no me atrevo a desechar, primero porque cuando regalo no lo hago, con cosas en mal estado (si le falta una tapita, primero los llevo a que el zapatero la ponga) y segundo, porque necesito estos, los viejitos, lo que han visto muchas cosas, y por ultimo, listas las pantuflas, no las uso, pero están allí, mi abuelita decía: “ uno nunca sabe cuando ha de ir a la casa de salud, hay que tener un bata, un camisón y unas pantuflas”
  • Mis zapatos están siempre en mi caminar, aunque en ocasiones me gusta estar descalza!



Extracto de Proverbios y cantares (XXIX)

Caminante, son tus huellas

el camino y nada más;

Caminante, no hay camino,

se hace camino al andar.

Al andar se hace el camino,

y al volver la vista atrás

se ve la senda que nunca

se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino

sino estelas en la mar.

Poemas de Antonio Machado



Autor: R.C.de Interés
- mis experiencias en la vida -

Poema: Antonio Machado

Canción: Juan Manuel Serrat

Fotografía: R.C. de Interés

18 comentarios:

  1. Hola : )

    ...yo sólo utilizo dos tipos de calzado. Las chanclas para el buen tiempo y botas altas para el resto de estaciones. No me verás nunca con zapatos. Ni cuando era gestor de cuentas andaba con zapatos. Mis botas forman parte de mi personalidad. No son camperas. Incluso si se me rompen por los tacones las suelo arreglar con loctite aunque tenga otras nuevas. El poema...todo un clásico de la literatura. El cantante, que te voy a decir de mi paisano...uno de los grandes de la música.

    "Quien no camina no recorre, quien no recorre no anda...quien no anda no llega...quien llega es por que ha vivido" (cosecha propia)

    La envidia de los perdedores es una de las sin razones de la codicia

    Excelente historia : )

    Abrazos amiga mía

    PD: Mañana cuelgo otra manita. El texto te lo dejaré a tí, si quieres : )

    más abrazos

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo predilección por unos zapatos, o zapatillas, y no hay manera de que me cambien.

    Si los zapatos hablarán.......

    Me deja pensando el trozo que dices que la gente se fija en cosas que no nos damos cuenta.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la historia. Que pases una feliz noche.

    ResponderEliminar
  4. Yo soy de usar sandalias, me gusta estar fresco y cuando es invierno uso medias con sandalias, muchos dicen que se ve horrendo pero me gusta cuando puedo usarlos. Después suelo cuidar mucho mis zapatos, que los hago durar muchos años, a veces se asustan cuando digo que tengo zapatos de hace tanto tiempo pero siempre en perfecto estado. Sobre tu historia me parece que el mal perdedor siempre pone excusas, ustedes ganaron con una buena idea, con eso se gana en la vida, con ideas, pensando. Bonito el poema de Machado. Un abrazo.

    Mario.

    ResponderEliminar
  5. Primero: Tú creatividad es maravillosa, me encanto lo de los zapatos lustrados es perfecto.
    Segundo : Me identifico en forma total en tu reflexión de los zapatos, igual asocio mis zapatos con etapas del camino, sólo que nunca e usado sandalías y no es que me parezcan feas, pero no me veo en ellas.
    Tres: Y Mamá decía lo mismo que tú abuela, y más siempre hay que tener una "Muda",(leáse pijame, ropa interiory pantuflas de cama) arreglada pòr si acaso uno se enferma y lo deben hospitalizar, yo no me detenía mucho en ello,ahora me da esclalofrios, cuando ella le dio el ACV en aquella locura me encontraba yo buscando la muda... la encontre pero no fue con alegría un abrazo Amiga del Alma te enlazo en mi corazón .Námaste

    ResponderEliminar
  6. Lo mio es pasear y por tanto me encanta el zapato comodo pero me confieso adipto a las botas camperas......

    ResponderEliminar
  7. La atención a los zapatos es importante, esos pequeños detalles son los que suelen marcar la diferencia. Y por otra parte, por lo que decía, tu abuelita debía ser una persona encantadora, además de previsora.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. hola, en algo te pareces un poco a mi, tengo muchos zapatos, cada cual con su historia, pero siempre ando descalza en casa, si es invierno, con calcetines, pero si zapatos, un beso guapa.

    ResponderEliminar
  9. Chema la frase de tu cosecha, me la he apuntado en mi oleccion, claro cuando la use citare su autor, yo al igual que tu siento mis botas muy comodas, a mi pesar son casi solo de fin de semana, normalmente uso traje sastre y zapatos de tacon, por la oficina, lo demas on mas enventuales, como los tenis y las sandalias de playa.
    MUCHAS GRACIAS, POR LAS NUEVAS MANITAS QUE HAS COLGADO EN "SIEMPRE HAY SALIDA", el mesnaje es muy bueno. Un fuerte abrazo mi gran amigo

    ResponderEliminar
  10. José, si los zapatos hablaran podrian contar nuestras andanzas, y seguro comentarian los dias que los hemos hechos caminar una milla esxtra. Un fuerte abrazo de Montaña

    ResponderEliminar
  11. Gracias, Juanjo, un fuerte abrazo a los 3

    ResponderEliminar
  12. Mario, es bueno que nuestros pasos sean comodos, asi que no te preocupe usar sandalias con medias. A mi también suelen durarme, aunque hay que hecharles su reencauchada de tapitas de vez en cuando. Y como comentas, siempre hay malos perdedores, buscando excusas. Machado, profundo. Un fuerte abrazo mi amigo

    ResponderEliminar
  13. Gracias Bichita, las cosas solo fluyen. Yo uso poca sandalia mas que nada enl playa, lo de cuajo son mis zapatos cerrados con tacon, como dice una canción: " con zapatos de tacón las nenas se ven mejor"... mi trabajo es de traje regularmente, oscuro, y claro, son los zapatos que le combian. Te has fijado en tantas coincidencias. Un fuerte abrazo mi amiga del alma

    ResponderEliminar
  14. Claro, Eduardo, con tanto paseo: la comodidad, ademas no podrias andar con zapatos de ajugetas como lo hacemos nosotras, en lo que estas de un lado para otro, con esas geniales fotografias, por ello desempolve mis tenis para ir al altiplano, pero a donde vayamos, suelen acompañarnos nuestros zapatos. Por cieto mi foto, nada que ver con las tuyas, algun día me saldran, mira que ni la fecha tiene bien puesta la camara. Un fuerte abrazo mi amigo

    ResponderEliminar
  15. Si Canoso, mi abuelita la previón en persona... por si te duele cabez, por si te da hambre en el camino, por si, por si....tiene una que me da un poco de pena ponerla... tu ropa interior nitida, por si tienes un accidente y te recojen los bomberos. Los detalles, son los eslabones de una cadena que hacen diferencias. Un fuerte abrazo mi gran amigo

    ResponderEliminar
  16. Mery, es que es delicioso andar descalzo, es como una sensación mas comada y mas natural, en cuanto entro de la oficina, a veces, desde el carro, me quito los tacones, es como decirme , ya termino la tarea, relax. Un fuerte abrazo mi amiga

    ResponderEliminar
  17. Hola de interés, me encatan tus relatos y querría pedirte un favor. Soy maestra y muchos de ellos me parecen muy interesantes para trabajarlos en clase. ¿Me das tu permiso?

    Enhorabuena por lo bien que escribes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Una historia preciosa que me ha gustado muchísimo. Mañana en el trabajo me dedicaré a mirar los zapatos de mi entorno y pensaré en tu reflexión.
    Un beso

    ResponderEliminar

Gracias tú opinión, es muy valiosa para mí y me agrada conocerla.