miércoles, 1 de julio de 2009

SE NECESITAN LOCOS!

¡Dios mío! Envíanos algunos locos, de aquellos que se comprometen a fondo, de aquellos que se olvidan de sí mismos, de aquellos que saben amar con obras y no con palabras, de aquellos que se entregan verdaderamente hasta el fin. Nos hacen falta locos, desafinados, apasionados, personas capaces de dar el salto en el vacío inseguro, desconocido y cada día más profundo de la pobreza; aquellos que saben aceptar la masa anónima, sin deseo de utilizarla como escabel; aquellos que no utilizan para su servicio al prójimo. Nos hacen falta locos,¡Dios mío!. Locos en el presente, enamorados de una forma de vida sencilla, liberadores del pobre, amantes de la paz, libres de compromisos, decididos a no hacer nunca traición, despreciando su propia comodidad, o su vida, plenamente decididos por la abnegación, capaces de aceptar toda clase de tareas, de partir dondequiera que sea por disciplina, al mismo tiempo libres y obedientes, espontáneos y tenaces, alegres, dulces y fuertes. 
YO DIGO: PRESENTE!!!!

Si esto es estar loco, pido estarlo; quiero ser una persona apasionada por la vida, amante de la paz, y enamorada de una forma sencilla

R.C. de Interés