martes, 29 de septiembre de 2009

DE ESAS PERSONAS... TOXICAS Y DESGASTANTES

Cada uno de nosotros puede actuar y reaccionar de diferente manera ante un estímulo dado. 
Lo que llevamos en nuestra mochila personal, - como le llamo -, varia de unos a otros.
Las palabras, suelen tener mucha influencia, tanto en nosotros mismos como en los demás. Hay que tener en cuenta que nuestras palabras pueden motivar o pueden herir profundamente al otro. 

Habrán personas que han tenido una vida tan llena de amor, equilibrio, y cosas positivas; que así funcionan por la vida y dan mucho a los que las rodean. Sin embargo, hay otras, que traen en su mochila decepciones, problemas y actitudes negativas que van dejando en su camino con quien quiera que estén.
Estas personas, "tóxicas", nos la encontramos en cualquier lugar. Puede ser tu jefe, tu amigo, hermano, alguien que ni conoces y te cruzas en la calle o incluso tu pareja. Las personas toxicas continuamente te hablaran de temas negativos, en vez de halagarte por algo, encuentran el punto negro, no aceptan una opinión, en ocasiones son hirientes, agresivos, y se exaltan fácilmente (sobre todo, si se les llevas la contraría, porque, ellos tienen la razón universal siempre.)
Sí entonces sientes: que pierdes energía, te cansas, hasta te pones de malhumor; ignorado porque la  otra persona: sólo habla de sí misma; lo más seguro es que: te sientes aliviado cuando se va; puedes incluso llegar a sentirte mal, muy mal, y al dejar a esta persona te llevas de regalo un dolor de cabeza o estómago: quiere decir que estás con una persona tóxica.
“Estas personas están reflejando lo que traen en su interior: mucha negatividad, resentimiento, envidia, celos, crítica, frustración, baja autoestima, necesidad de ser reconocidos, aprobados y ser importantes. Y lo que consiguen es justamente lo opuesto con su actitud hiriente y ruda hacia los demás. La gente tiende a alejarse de ellos y ser cautelosos e incluso sentir miedo porque la relación se torna difícil”.
También hay personas tóxicas que muestran pasividad y se hacen pasar por mosquitas muertas, son los llorones, necesitan de tu ayuda constantemente, los de la vela perpetua, los solitarios, critican incansablemente a los demás, son metiches, y despiden con su actitud, lástima. Estas personas son desgastantes, porque te chupan la energía, tu tiempo, tu motivación y entusiasmo (que a ellos les falta.) Ellos están vacíos y buscan llenar este hueco con tu amistad, relación, o compañía. Este tipo de personas te cansan, te aburren, limitan la conversación y tienes que darles ánimo constantemente (pierdes tu energía) porque ellos la despilfarran con sus pensamientos derrotistas que no llevan a ningún lado.
Cuando las hayas detectado, hay varios consejos:
El primer consejo obviamente es alejarte de las personas que hayas identificado como tóxicas o como desgastantes. Muchas veces no es posible hacerlo, ya que están dentro de nuestro círculo social, de trabajo o incluso, familia. Convivimos en ocasiones con estas personas y no las podemos dejar de ver.
Respira profundo una o varias antes de estar con esta persona. Toma aire, para cargarte de energía y pensamientos positivos y así podrás pensar mejor. Más oxígeno te calmará y estarás en control de tus reacciones. Toma en cuenta que esta persona trae una mochila diferente a la tuya y actúa con lo que tiene. 

Una cosa que me es de utilidad es no tomarlo personal, (son así con todo el mundo, no sólo con  nosotros.
Te recomiendo que elabores una protección para ti, esto lo haces, cerrando tus ojos, respira profundo y deja que tu mente fabrique una protección para tu parte emocional. Tu mente manifestará alguna forma con un tamaño, color y textura. Deja que surja, ésta será tu protección. Puede ser un vidrio, una puerta, un escudo, etc. Lo que haya surgido de tu mente estará bien. (Entonces te sumerges en ella,  para que no te afecte lo que ésta persona pueda decir o hacer)
Cambia de tema,  puede  que  la conversación está tomando un camino peligroso de reto, alteración y en contra de los demás y está creando tensión en el ambiente, lo te que conviene hacer es cambiar el tema sutilmente, como por ejemplo las vacaciones, la ultima película que han visto, etc. Así cambiaras las emociones alteradas, por  otras más favorables. Si nos toca, cambiar el tema varias veces; es importante tratar de hacerlo con sutileza (para no caer en una confrontación innecesaria.)

Es bueno identificar las toxicas, ya que así podremos prevenir cualquier choque con ellas. Pero también es bueno, saber si nosotros mismos no somos, (o cuando menos aveces) personas tóxicas, ya que podemos estar afectando a los demás.
Ya que podemos ver las conductas de los demás, ojala podemos ver la nuestra también, para retroalimentarnos, y emprender las acciones, para tampoco resultar tóxicos a los que nos rodean.

Elimina lo tóxico y multiplica lo bueno
R.C. de Interés