martes, 22 de septiembre de 2009

EL CLIMA INFLUYE EN NUESTRO ESTADO DE ANIMO

Cambiamos de estación y de armario. Con el otoño llegan los abrigos y los paraguas, y este año, más que nunca. Según la predicción de los meteorólogos este otoño será menos seco y más fresco que el anterior. Pero esto no sólo afectará a nuestra indumentaria, también a nuestro estado de ánimo. Y es que, el clima afecta, y mucho a nuestro organismo. ¿Quién no se ha sentido alguna vez algo triste en días lluviosos?
Estar triste en días nublados y más alegre y activo cuando hace sol no es algo raro, ni puntual. Es un hecho comprobado científicamente: la climatología afecta directamente a nuestro organismo y, por tanto, a nuestro estado de ánimo. Algunos científicos se atreven a afirmar que el clima afecta incluso al carácter de las personas. Así, por ejemplo, en lugares donde suele estar nublado, con poca presencia del sol, la gente es más reservada, menos sociable. Lo contrario sucede en aquellos sitios en los que abunda la luz del sol. Esto invita a salir a estar más alegre, salir más y, por tanto, tener un mayor contacto con la gente.
Los efectos no se presentan con la misma intensidad en todo el mundo, depende del grado de susceptibilidad de cada uno. Algunos estudios van más allá y señalan diferencias entre hombres y mujeres. En este sentido confirman que a ellas les afectan más los cambios climáticos que a ellos
Si atendemos a los factores climatológicos, podemos decir, y sin equivocarnos, que la lluvia, y la falta de luz que produce, tiene efectos negativos en el estado de ánimo. Está demostrado que en los países o zonas demasiado lluviosas el número de depresiones aumenta considerablemente en relación a otros en los que predomina el sol. Sin embargo, físicamente el agua nos aporta salud ya que es beneficiosa tanto para la piel como para las vías respiratorias.
El viento, aunque purifica y limpia el aire, puede producir fuertes dolores de cabeza. Y esto, a su vez, que estemos más sensibles e irascibles.
En cuanto a la temperatura, tanto el frío como el calor tienen importantes efectos sobre nosotros. Así, el calor el exceso afecta al estado de ánimo provocando irritabilidad, cambios de humor, negativismo e incluso, impaciencia.
Los efectos climáticos en nuestro organismo son tan importantes que algunas terapias ya trabajan para utilizar estos cambios en beneficio nuestro. Muchos terapeutas creen que la respuesta del organismo ante las condiciones atmosféricas aporta datos valiosos para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades.
Tanto es así que muchos remedios homeopáticos se prescriben teniendo en cuenta las condiciones que hacen mejorar o empeorar los síntomas.
Así que, si este otoño es gris y lluvioso, pongamos "al mal tiempo, buena cara"

FUENTE: http://www.kissfm.es/es/sabias_que/el-clima-influye-en-nuestro-estado-de-%C3%A1nimo


Seguir a RCdeInteres en Twitter







votar