martes, 2 de marzo de 2010

EL ARTE DE MASCAR CHICLE


Por la letra de la hoja que guardo habré estado en tercero o cuarto bachillerato, cuando la maestra dijo literalmente:
- Tienen que realizar una composición sobre “cualquier” arte, para mañana, y luego la leerán a la clase, y entre todas votaran para ver cual es la mejor.
--- Los que ya me van conociendo, imaginaran que la palabra “cualquier” me dio el espacio para salirme por la tangente. Si entendí las instrucciones, como todas, pero no podía ser de otra forma…
Empezó el desfile de composiciones… El arte en Grecia, Beethoven y su música: un arte, La obra de Leonardo Da Vinci, …
--- Llegó mi turno, se imaginaran la cara de todas cuando me paro al frente con esta hojita, que en seguida les copio tal cual, y empiezo a leer….
EL ARTE DE MASCAR CHICLE:
Como todas sabemos el “chicle” es la gomorresina obtenida del chicozapote, árbol que crece en México y America Central. Parecida al caucho se reblandece a 49 grados. Se obtiene sangrando los árboles cuidadosamente escogidos; la incisión se práctica alrededor de todo el tronco, hasta el pie y allí se recoge el jugo en una canal de palma, que lo conduce a un recipiente; se tamiza y se concentra después por cocción, en vasijas de cobre, se le escurre en forma de panes.
--- yo me lo sabia casi de memoria, por lo que disfrute la cara de sorpresa de todas, y la maestra no sabia si interrumpirme o dejarme seguir, opto por lo ultimo---
Su uso es para la manufactura de emplastos adhesivos, barnices resistentes al agua, materiales moldeables, como aislante en los cables de conducción eléctrica, (enfasisis), y muy particularmente para la obtención de la muy conocida “goma de mascar”, llamada también “chicle”, que se vende en pastillas aromatizadas con diversas esencias ¡riquísimas!!!!
Pero, se preguntaran por qué? Afirmo que es un ARTE MASCAR CHICLE!!???’
Todas sabemos que todo tiene su técnica ¿Y por qué no el “chicle”?
Observemos por ejemplo una niña de primaria que se inicia en el mascar chicle, en un principio experimentará cómo hacerlo, y tratará de disfrazarlo; más con el tiempo evoluciona, y pasa a ser una señorita de secundaria, la cual no sólo masca chicle, sino también ha aprendido a ejecutar una serie de maromas, como el hacer una bomba con el chicle.
Más como sabrán no sólo es cuestión de práctica,… sino también de estilo, habilidad, destreza y gracia. Además como todo tiene sus enemigos. Que en este caso la mayor amenaza son las maestras, que tratan de combatirlo. Por ello el individuo que masca chicle: o se rinde ante el enemigo (maestros), o adquiere la técnica conocida comúnmente como disimularlo y negarlo.
El individuo al ser descubierto, rápidamente esconde el “chicle” entre la mandíbula superior en un leve ( entiéndase leve, no notorio) de la lengua, o en su defecto hacerlo que pase a mejor vida, dándole su final al tragárselo. De acuerdo a estudios hipotéticos que algún día hare el 99% opta por sencillamente negarlo.
Es de mucha importancia resaltar sus beneficios: sino fuera por el chicle que sería de los chicleros??? Ni pensar la baja de caries, para los dentistas!!! Esas familias dependen del desarrollo del ARTE DE MASCAR CHICLE!!!
En conclusión el “chicle” no es nocivo, como tratan de hacernos creer, y hay una técnica especial al mascarlo: QUE LO CONVIERTE EN ARTE.
--- La clase muerta de la risa, un par de amigas se atrevieron ha hacer unas bombas, mientras la maestra, … quería poner cara de enojo, pero empezó a aplaudir.
--- Media hora más tarde estaba en dirección con un 100, pero siendo amonestada, me defendí bien… y que claro no ocurriese más… cosa que es continua en mi vida, puedo seguir instrucciones, pero si le encuentro un lado diferente, seguro allí estaré yo, esto me ha traido uno que otro contratiempo, pero para ser honesta en la vida real, me a traído grandes ventajas, principalmente en mis trabajos, donde he encontrado otros caminos.

AUTOR: R. C. de Interés
FUENTE: Mi Vida