Búsqueda personalizada

miércoles, 20 de junio de 2012

LA PUERTA ESTABA ENTRE ABIERTA




No tuvo que tocar el timbre, como cuando no tenía las llaves  a mano, ni dar la vuelta a la llave en la cerradura. 
La puerta estaba entre abierta, no se alarmo, como se supone que debería sentirse, los dos canarios cada uno en su jaula, seguían su trinar habitual, herencia de la abuela que aún no cumplía los tres meses de fallecida, uno se llamaba José José, por el cantante, y el otro no recordaba. Al pensar en la Abuela, dijo para si, seguro  que esta en el cielo (si es que existe, si no anulan como el Limbo), lugar que creo que nunca estaré, y menos si muero ahora, con solo una misa que falte un domingo suele decir mamá… hizo el ademán con la mano de degollado.

Sus ojos vivaces café miel, querían adelantarse a sus pasos, que misterio envolvia la puerta entre abierta, nunca la había encontrado así, es más si a mamá o Gaby (su hermana) les daba miedo, solían apostar escobas, trapeadores, bancos, … contra ella; y empezarlo a tortura al celular: ya vas a venir? Cuánto falta para que estés aquí?... – Ni que fuera Batman, primero porque no era de los héroes con el calzoncillo de fuera, segundo para eso esta la policía (que podría hacer él) … lo usual, dejar sonar el celular, hasta llenar la casilla de mensajes, con lo bajaba su insistencia o desaparecía, y él no perdía sus llamadas ya que veía en la pantalla, quien de sus amigos le llamaba y allí sí, contestaba. Claro, después de esos ataques de pánico en casa, ya sabia, que al llegar ya habrían cenado, y escondido la comida, en vez de colocarla en el refrigerador, la guardaban, en el closet de linos.

La puerta entre abierta, y la televisión apagada, cualquiera pensaría que habian salido a un centro comercial, o Gabriela a un café con sus amigas, pero ellas, revisaban 10 veces o más la cerradura, que la puerta quedara bien cerrada. No tenía sentido. Respiro, ya empezaba a preocuparse, ya caía la tarde, empezaba a  entrar la noche. Entro al cuarto de su hermana, nada, como siempre aquel tiradero, jamás entendería: porqué las mujeres se prueban todo el closet, todos los días para salir, y siempre se llevan puesto lo primero que han pensado?, y como si las cosas cambiaran de un día, para otro, al día siguiente, vuelven a probarse todo…cuando él, a duras recordaba la corbata que uso la semana pasada, … es que, acaso se piensan que alguien tiene un cuaderno que dice Pilar falda a cuadros blusa fresa limon, Maria, pelo recogido, zapatos rojos con moña morada uva, … ???? mi corbata es negra, no es negra popurri que refleja negra. Sin tomar en cuenta lo de perfumes, medias maquillajes…..

Oigo un ruido… alguien a entrado por la puerta entre abierta. Silencio. Sí son pasos, no cabe duda. No es mamá, pues ella no puede entrar callada, ella siempre entra haciendo un resumen del día, o de lo que le falta por hacer, y a su paso va encendiendo todas las luces, no mamá no es. Están abriendo la cómoda de la sala. Entro alguien. Quién pudo haber entrado por la puerta entre abierta?

Es ruido, más no alboroto, no había nadie,cuando llegue y entre por la puerta entre abierta, han llegado directo a la sala, donde esta la cómoda, donde guardo mi pistola… serán mis nervios??? No creo, aquí esta pasando o por pasar algo…por qué en sigilo? por qué directo a la cómoda? se habrán percatado que estoy aquí? qué buscan? ...la abrió la gaveta,   casualidad buscando algo??? O sabe que allí guardo la pistola!!!


- - - ring - - - ring - - -
Suena el telefono, ni modo que vaya a contestar…y tampoco lo hara la persona, que entro por la puerta entre abierta… seguro ya tiene mi pistola

-          Halo, hola, si Carmen, no te preocupes, si, estoy cobijando los canarios…blablabla blablala – Qué de tu hijo??? Ni te ocupes – he estado viendo desde mi ventana, y ni visto ni oido, seguro se ha ido con sus amigos.
-          Bla, blalblablablabla --, si, si, Tú a lo dicho, que nadie se enterara, Gabriela se fue al cine con sus amigas, y tu como te dije mujer : “Aprovéchate Matías, que no es de todos los días”, sigue conversando y con él, en el café, con ese novio tuyo, que ya has enviudado y fue antes de casarte con Manuel, los chicos, ni se lo imaginaran.
-          Lo que me  reciente, es que no me dejaras la llave de tu casa. Que es esa desconfianza, entre amigas, si  me mandas a tapar los canarios de tu suegra, pero no me tienes confianza para darme llave... y me dejas solo la puerta entre abierta.

Historia Ficticia
Autor: R.C. de Interés
Fotografía : R.C. de Interés

Quien sabe a lo mejor te lees?

- Trampa para Ladrones
- Hipnotizada ante la Vida
Teoría de las Metas